Piden dar más peso a la biodiversidad en Cumbre de Cancún

Señala que la pérdida de la biodiversidad afecta sobre el cambio climático.
La Cumbre de Cancún comienza el 29 de noviembre
Hesiquio Benítez Díaz destacó la importancia de la biodiversidad y su protección; mensaje que pide sea tomado en cuenta en la próxima Cumbre sobre el Cambio Climático

CIUDAD DE MÉXICO (17/NOV/2010).- La protección de la biodiversidad debe ser tenida más en cuenta en la XVI Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático (COP16) por la importancia que tiene “para ayudar a disminuir los impactos negativos” del fenómeno en el planeta, explicó hoy un experto mexicano.

“Es un mensaje que hay que llevar a Cancún, que tienen que tomar en cuenta: es importante (…) financiar acciones para reducir deforestación y degradación de suelos“, dijo  en entrevista Hesiquio Benítez Díaz, director de Asuntos Internacionales de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

“Cualquier acción que veamos, si empieza a hablarse de REDD (mecanismos para reducir las emisiones de la deforestación y la degradación), si empieza a haber un Fondo Verde que empiece a ayudar en esto es bienvenido y es un logro para la comunidad ambientalista”, sostuvo respecto de la COP16, que comienza el 29 de noviembre en el balneario de Cancún, en el Caribe mexicano.

El biólogo explicó que a menudo los análisis que se realizan sobre cambio climático hacen consideraciones que dejan fuera de sus planteamientos y soluciones la protección y el mejor aprovechamiento de la riqueza natural.

“La visión que tenemos es que todos los reflectores están en el cambio climático. Es lo que ha llamado la atención de los presidentes, de los medios, y esto es una partecita, el problema es mucho más grave”, apuntó.

Benítez Díaz fue más allá al señalar que los análisis del problema de la pérdida de biodiversidad afectan a cinco variables, una de las cuales es el cambio climático.

Las demás son la pérdida de hábitats o ecosistemas, la contaminación del aire, el suelo y el agua, la sobreexplotación de bosques y pesquerías, y el tráfico de las especies amenazadas y el control de las invasoras, que causa “pérdidas multimillonarias”.

“Nosotros estamos hablando de la quinta parte del problema. El que se empiece en cambio climático a hablar un poquito de biodiversidad ya es ganancia. El problema es mucho más grave y está asociado al bienestar humano”, agregó.

El biólogo considera que la necesidad de soluciones es clave en países como el suyo, México, que a la vez es “megadiverso” pero tiene “más de la mitad de la población en los límites de pobreza”, apuntó.

“En la medida en que sigan agotándose los ecosistemas y los servicios que proveen, hay más pobreza, hay más violencia, más migración a las ciudades u otros países o se empiezan a dedicar a actividades ilícitas”, indicó.

A futuro pidió “hacer un uso más sensato” de los recursos biológicos y tratar “que las comunidades vean como un factor de desarrollo una economía local con base en lo que tienen alrededor de sus casas, y no metiendo maquiladoras (empresas ensambladoras) o migrando a otros lugares”.

“Es un cambio conceptual de desarrollo pero utilizando el capital natural”, sentenció.

Además de pertenecer a la Conabio, Benítez Díaz es miembro de la delegación mexicana que participó en la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Biodiversidad de la ONU (CBD), celebrada el mes pasado en Nagoya (Japón).

Ese encuentro culminó con un compromiso de establecer una cuota de protección del 17 por ciento de las superficies terrestres y del diez por ciento para las marinas en 2020 y con la adopción de un protocolo sobre uso y distribución equitativa de los beneficios derivados de los recursos genéticos (ABS, por su sigla en inglés).

Cómo financiar esos acuerdos fue una decisión que quedó pospuesta hasta 2012, cuando se celebrará la próxima conferencia internacional sobre biodiversidad en India.

Seguici in Facebook