Acciona instala en Navarra el huerto solar más productivo del mundo

13 Giugno 2007 · Energia

1181340004_0.jpg

Un lugar llamado Milagro
Idoia Arraiza | Milagro (Navarra)
Natura  El Mundo. Junio 2007

La tarde es primaveral; sopla el cierzo, como en todo pueblo de la ribera navarra, y en su soplido viaja un zumbido metálico que procede del otro lado de un pinar. Los árboles escoltan un camino irregular, descuidado, y un cartel que prohíbe arrojar basuras revela el pasado como vertedero de este lugar, Monte Alto, el cerro que corona Milagro (Navarra).
El paisaje es más parecido al de un planeta de ciencia-ficción que al de sus campos contiguos, salpicados de almendros en flor. Son 51 hectáreas de terreno en las que se erige un ejército de gigantescas placas azul silicio que brillan al sol como las escamas de un pez. Monte Alto ya no es un vertedero, es un ‘huerto solar’, la más productiva del Planeta.

El pueblo de Milagro, de 3.000 habitantes, ha obrado un milagro. Lo ha hecho en apenas ocho meses. Sólo conocido por su fiesta anual de la cereza y por la industria agroalimentaria que nutre el río Aragón, hoy es un nombre ligado a la vanguardia mundial de las energías limpias que se deja oír en las discusiones sobre el cambio climático del poderoso G-8, en la BBC y en las televisiones japonesas.

No es la planta más grande del mundo ni la que más potencia instalada alberga; dos plantas construidas recientemente en Baviera (Alemania) la superan. Sin embargo, sí es la que más electricidad produce, debido a que Navarra goza de más horas de luz al año que cualquier provincia alemana. Es capaz de generar en un año la energía equivalente al consumo de 5.000 familias (14 millones de kilovatios hora). Sus resultados son extraordinarios. Con un peculiar zumbido, sus placas trabajan como un bosque de 673.000 árboles haciendo la fotosíntesis, lo que evita la emisión a la atmósfera de 13.454 toneladas de CO2. Y no pertenecen a una sola empresa, sino a 753 propietarios avispados que han sabido aprovechar el ‘boom’ de las energías limpias como una forma rentable de hacer negocio.

Cada uno de ellos ha desembolsado entre 52.000 euros (el precio de una placa de 5kW) y algo más de un millón (100kW) en esta instalación. Entre todos han arriesgado más de 65 millones de euros en un proyecto que sigue la estela de otros acometidos en Navarra a menor escala. Atraídos por una rentabilidad de entre el 8% y el 10%, se han dejado seducir por el mundo de las energías renovables, en el que la comunidad foral es puntera en Europa. Si el objetivo de la UE para 2020 es que el 20% de la energía eléctrica proceda de fuentes alternativas, Navarra ya ha alcanzado el 60%.

Un negocio con futuro

Los primeros en invertir fueron miembros de Acciona Solar (empresa filial de Acciona Energía y Caja Navarra y promotora de la planta) y familiares o amigos. Y sólo un 10% son vecinos del pueblo. Ahora, demostrada ya su rentabilidad, hay lista de espera para ‘comprar’ uno de los 864 seguidores solares. Aunque la vida útil de cada panel es de 40 años, los fabricantes garantizan un 80% de su potencia durante los primeros 25 años. Así, los inversores obtienen un 10% de rendimiento económico con una amortización de 10 años. Ellos sólo tienen que preocuparse por sus beneficios, porque Acciona Solar mantiene la instalación, gestiona la venta de energía a otras compañías y tramita las ayudas oficiales para este tipo de inversión.

“Había visto huertos solares, me empecé a interesar y descubrí que era un negocio”, asegura Jesús Ibáñez, uno de los propietarios. Las ventajas económicas, además de las ambientales, están claras. “La gente tiene miedo a estas inversiones porque lo ven demasiado ‘chollo’. Creen que tiene que haber una trampa en algún sitio. Pero el único riesgo es que el Gobierno cambie su legislación y que reduzca las subvenciones, lo que sería políticamente incorrecto”, afirma. El alcalde, Esteban Garijo (UPN), no oculta que estos beneficios han sido lo que ha impulsado a muchos vecinos a invertir, pero asegura también que hay gente que quiere “apostar por el futuro energético”.

Los vecinos de Milagro y las principales industrias de la zona han empezado ya a consumir energía limpia procedente de su propia instalación. Es la séptima que se ha promovido en esta comunidad, ya acostumbrada a ver aerogeneradores y placas entre los invernaderos de verduras y las huertas de espárragos que han dado a conocer a la Ribera. Pero ninguna otra ha generado tanta inversión. Ahora son un ejemplo de política ambiental limpia. Por eso, no quieren quedarse atrás y ya tienen otro proyecto en mente: una planta de biomasa.

FUTURO TERMOSOLAR

Iberdrola impulsa la energía termosolar. Iberdrola se ha convertido en la empresa líder en energías renovables gracias a la confianza que la eléctrica ha depositado en la eólica durante los últimos años. Ahora, le ha llegado el turno a la solar. Iberdrola ya ha comenzado a construir la planta termosolar de Puertollano (50 MW), que es tan sólo la primera de un ambicioso proyecto que prevé la construcción de 10 centrales de este tipo, lo que supondría igualar la producción de la central nuclear de Garoña. Además, la eléctrica ya tiene adjudicados dos proyectos fotovoltaicos de 10 MW en Cáceres y de 11,65 en Soria.

EL MAYOR PROYECTO

En la Comunidad Valenciana. El pueblo alicantino de Beneixama contará a finales de 2007 con la mayor planta solar fotovoltaica de España, según asegura City Solar, la empresa que desarrolla el proyecto. De momento, ha instalado ya ocho de los 20 megavatios (MW) de potencia que tendrá cuando esté terminada. Aunque aún no supera los 9,5 MW de Milagro (Acciona), la fiebre por tener la mayor planta está empujando a muchos promotores a diseñar centrales cada vez más potentes. En la Península, ya hay proyectos para construir huertos de 20, 50 y hasta 62 MW de potencia instalada. Es cierto que aún no tiene el título de la mayor de España, pero sí supera ya la potencia de todas las plantas de la Comunidad Valenciana.

PACTO INDUSTRIAL

Paneles en los tejados. Los tejados de la nueva sede de Telefónica en el barrio de Sanchinarro de Madrid estarán cubiertos por paneles solares fotovoltaicos. La iniciativa de la empresa de telecomunicaciones pretende ser un ejemplo para las grandes compañías y ya se ha convertido en la instalación sobre una cubierta que más energía de este tipo produce en Europa. Genera el 20% de la electricidad que se consume en el complejo.

FÁBRICA DE SILICIO

La materia prima de los paneles fotovoltaicos. La empresa Silicio Energía, apoyada por Isofotón, Endesa y la Junta de Andalucía, construirá la primera fábrica española de lingotes de polisilicio, la materia prima de la que se obtienen las obleas necesarias para fabricar paneles solares fotovoltaicos. Sólo existen nueve empresas en el mundo que produzcan estos lingotes. La creciente demanda de esta materia prima, tanto para paneles como para la industria de la informática, ha provocado un problema de abastecimiento. Éste es uno de los principales escollos para desarrollar la energía solar fotovoltaica.

LAS ISLAS SOLARES

Las apuestas de Canarias y Baleares. En Tenerife, una planta solar fotovoltaica promovida por el Cabildo insular y el Instituto de Tecnologías Renovables pretende alcanzar los 15 MW de potencia instalada durante el verano de 2007. En las islas, las fuentes de energía que permitan reducir la casi total dependencia exterior están cobrando una enorme importancia. Por ese motivo, en Mallorca, la empresa alemana de tecnología solar Schüco ha presentado el proyecto solar fotovoltaico de Porreres, que tendrá 2,5 MW de potencia cuando esté terminado y que será el más grande de Baleares.

Seguici in Facebook