El cambio climático amenaza la seguridad internacional

images7.jpeg

Expansión, 08/03/2008,

por Ramón. R. Lavín. Bruselas

Los riesgos derivados del cambio climático son “œalgo real y su impacto se puede constatar ya”, afirma un informe preparado por el responsable de la política exterior de seguridad de la UE, Javier Solana, para los Jefes de Estado o de Gobierno de la UE, que se reúnen en Bruselas los próximos jueves y viernes.

Este informe, al que tuvo acceso Expansión, analiza una serie de amenazas derivadas del cambio climático y los escenarios mundiales donde puede tener mayores repercusiones. Los riesgos derivados no solo afectarán a la naturaleza, hay otros retos de tipo político y de seguridad, que “œconstituyen un riesgo para la seguridad internacional y que van a alterar directamente a los intereses de Europa”, dice el informe.

Las consecuencias para la seguridad internacional se derivarán de los efectos inducidos, como la reducción de la superficie agrícola mundial, la escasez de agua, la disminución de la producción alimentaria y de pesca, la inmersión de partes importantes de algunas costas, con perdidas de territorio e incluso la desaparición total de algunas islas. Todo esto provocará una enorme presión migratoria en esas zonas, con graves consecuencias para la estabilidad, ante la incapacidad de muchos gobernantes para enfrentarse a esos desastres naturales.

Ejemplos
El informe enumera una serie de ejemplos de territorios que estarán gravemente afectados por las consecuencias del cambio climático. Para Europa sólo se hace referencia al Ártico, donde por el deshielo surgirán disputas para el uso de las nuevas rutas de navegación para el comercio internacional, asi como por los enormes yacimientos de hidrocarburos.

África aparece como uno de los continentes más vulnerables a los efectos del cambio climático. El norte y la zona del Sahel pueden perder el 75% de la tierra cultivable, por la sequía, la falta de agua y la degradación del suelo. La región del delta del Nilo será también una zona muy afectada y consecuencias similares se notaran en el sur del continente y la zona del cuerno de África, lo que desplazará a millones de africanos hacia otras regiones del continente y de Europa sobre todo.

Israel, Jordania y Palestina perderán hasta el 60% del suministro de agua. Sufrirán también importante pérdidas de recursos acuíferos y de producción agrícola, países como Turquía, Siria, Irak, y Arabia Saudita.

Asia no será tampoco un continente que pueda evitar los desastres derivados del cambio climático. La subida del nivel del mar afectará a la costa del sur del continente, donde viven mas del 2.000 millones de personas. A esto habrá que añadir los efectos extremos de los monzones. Por otro lado el deshielo del Himalaya, afectará a otros 1.000 millones de personas. Todo esto provocará flujos masivos de personas, hasta el punto que no se sabe si podrán ser canalizados.

Problema real
“œEl impacto del cambio climático sobre la seguridad internacional no es un problema de futuro, sino del presente”, dice el informe de Solana. Para lo cual es urgente adoptar una serie de medidas para mejorar en un principio, la capacidad de investigación, análisis y gestión del calentamiento terrestre. La alerta rápida ante posibles situaciones particulares permitirá enfrentarse a situaciones de fragilidad y de radicalización política, así como a tensiones y disputas por el control de las fuentes de aprovisionamiento energético.

La UE y los Estados miembros deben planificar medios de protección civil, y para gestionar situaciones de crisis ante posibles desastres, con instrumentos civiles y militares. Y todo esto debe analizarse también en el concierto internacional ante los organismos multilaterales.

Seguici in Facebook