Cuidar los humedales es una solución clave contra el cambio climático

Madrid, 7/2/2010, (Ecoestrategia).- Diversas actividades se han llevado a cabo durante esta semana para conmemorar el Día Mundial de los Humedales, una efeméride establecida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para recordar la fecha en que se adoptó la Convención de Ramsar sobre los Humedales en 1971 (en la ciudad iraní del mismo nombre).

La Convención de Ramsar es un tratado intergubernamental en el que se consagran los compromisos contraídos por los países miembros para mantener las características ecológicas de sus Humedales de Importancia Internacional y planificar el “œuso racional”, o uso sostenible, de todos los humedales situados en sus territorios.

El tema propuesto para el Día Mundial de los Humedales de este año está relacionado con los humedales, la biodiversidad y el cambio climático y, finalmente, hemos escogido nuestro lema del DMH de 2010: Cuidemos de nuestros humedales ” una respuesta al cambio climático.

Según el Convenio Ramsar, “œhay mucho que decir a nivel mundial y nacional acerca de las especies y los ecosistemas de humedales, que enfrentan continuas amenazas debido a las prácticas humanas no sostenibles, los probables impactos del cambio climático en los ecosistemas de humedales y, sobre todo, el papel que desempeñan los humedales en la mitigación del cambio climático y la adaptación a él”.

Desde 1997, todos los años organismos oficiales, organizaciones no gubernamentales y grupos de ciudadanos de todos los niveles de la comunidad han aprovechado la oportunidad para realizar actos y actividades encaminados a aumentar la sensibilización del público en general acerca de los valores de los humedales y los beneficios que reportan en general y la Convención de Ramsar en concreto.

Desde 1997 el sitio Web de la Convención (www.ramsar.org) ha recogido y difundido informes de más de 98 países sobre actividades realizadas en los Días Mundiales de los Humedales, de todas las dimensiones y modalidades imaginables, desde conferencias y seminarios, hasta paseos por la naturaleza, pasando por concursos artísticos infantiles, carreras de sampanes y jornadas de limpieza por la comunidad, entrevistas por radio y televisión y cartas a los diarios, así como el lanzamiento de nuevas políticas sobre los humedales, la designación de nuevos sitios Ramsar y la puesta en marcha de nuevos programas nacionales.

El secretario general de la Convención de Ramsar, Anada Tiéga, señaló que “œlo más importante de todo es que nos esforzamos por recalcar no solo que los humedales deben ser una parte clave de los avances en lo relativo a las cuestiones que plantea el cambio climático mundial, sino también que hay que abordar los problemas del cambio climático de manera global, multisectorial, basada en los ecosistemas, pues si aplicamos soluciones aisladas a cada uno de los problemas podemos encontrarnos con las consecuencias imprevistas de que tengan repercusiones negativas en otros sectores y de que se agraven todavía más nuestros problemas generales”.

Humedales en peligro

Con motivo de Día Mundial de los Humedales, la organización española Ecologistas en Acción informó que en los últimos 40 años, los humedales españoles han sufrido una rápida regresión, habiendo desaparecido más del 60% de ellos debido especialmente a su desecación con fines agrarios, desarrollos urbanísticos, e infraestructuras de transporte; a las excesivas extracciones de agua; a la sedimentación y a la contaminación.

Aunque todas estas causas de desaparición de humedales siguen presentes, e incluso están aumentando, Ecologistas en Acción advierte que el cambio climático, debido a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de origen humano, se está convirtiendo en uno de los principales responsables de la desaparición de humedales, al tratarse de ecosistemas muy restringidos geográficamente.

Los efectos combinados del cambio climático, por ejemplo, en la temperatura y las precipitaciones, y los cambios en las cuencas hidrológicas y en las costas ribereñas debido a actividades humanas ya están afectando a la mayoría de los humedales.

Concretamente en el Estado español, la subida de temperaturas que se están produciendo, de medio grado por cada diez años en el periodo 1973-2005 (Agencia Estatal de Meteorología), ha provocado, debido al incremento de la evaporación y la evapotranspiración, una media de reducción de las aportaciones anuales a los cauces entre 1995 y 2005 de 15% en relación con las obtenidas durante el periodo 1940-1995, pudiéndose situar próximo al 20%.

Todo esto provoca que los recursos hídricos disponibles sean insuficientes para satisfacer las actuales demandas de agua en una buena parte de las cuencas, y una preocupante reducción de caudal en ríos y otros humedales, pudiendo llegar a provocar que se sequen los cauces de las corrientes durante periodos de tiempo prolongados, lo que puede reducir la productividad de los ecosistemas ya que se restringe el hábitat acuático, empeora la calidad del agua (aumenta la falta de oxígeno), y la intensa competencia y depredación reduce la biomasa total.

Por otra parte, los humedales costeros, inclusive marismas, pueden resultar negativamente afectados por la elevación del nivel del mar, especialmente en los casos en que existen barreras físicas en su lado terrestre, por ejemplo diques ya que aumentarán los daños provocados por inundaciones costeras debido a tormentas y fuertes mareas en muchas zonas.

Dada la importancia de los procesos y servicios ecosistémicos, como fuente de agua doméstica, como protección ante la contaminación, como garantía de agua, y ayuda en la gestión de inundación, entre otros; y teniendo en cuenta que los humedales y su biodiversidad contribuyen a mitigar el cambio climático, mediante el almacenamiento de carbono y sus efectos locales en la climatología y las precipitaciones, Ecologistas en Acción reclamó a las administraciones competentes que se adopten medidas urgentes.

El caso de Doñana

Por otra parte, y también en el marco del Año Internacional de la Biodiversidad, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) presentó el informe “œDoñana: Retos, Problemas y Oportunidades”, en el que se analizan tanto los obstáculos como los éxitos ambientales más relevantes en la comarca. La ONG denuncia que las actividades ilegales son la principal amenaza que se cierne sobre la zona. El informe propone una serie de medidas para solucionar la pérdida de biodiversidad en el espacio natural. “¨”¨El documento hecho público por WWF muestra las principales amenazas para los espacios protegidos de Doñana, entre las que destaca de manera especial el acuciante problema de los pozos ilegales que están desecando el acuífero. Los más de 1.000 pozos ilegales han provocado el descenso alarmante del acuífero y han reducido en un 90% su aporte de agua a las marismas del Parque Nacional.”¨”¨Otros obstáculos que ponen en peligro la supervivencia de uno de los espacios naturales más importantes de Europa son los vertidos de petróleo en las costas, los proyectos de infraestructuras de alto impacto ambiental (oleoducto Huelva-Badajoz o trasvase del Chanza), la falta de conectividad entre las diferentes zonas, la ocupación de áreas forestales o la degradación progresiva del estuario del río Guadalquivir, sobre el que planea la amenaza de un nuevo dragado. “¨”¨Entre las medidas para la conservación de Doñana en 2010, WWF considera prioritario que la Junta de Andalucía culmine la reordenación del espacio agrícola mediante el llamado “œPlan de la Fresa” o la puesta en marcha de un plan de movilidad sostenible en la comarca. Entre otras cuestiones clave está, además, la recuperación de la conectividad entre las diferentes zonas, la puesta en marcha de un nuevo programa de restauración hidrológica “que incluya las aguas subterráneas y los ríos-, o la ampliación de la superficie del Espacio Natural de Doñana, incluida la zona marina.”¨”¨La organización hace hincapié también en la necesidad de la aprobación de las normas de Desarrollo Rural para el apoyo y mantenimiento del viñedo tradicional de secano en Doñana y el cumplimiento del acuerdo del Consejo de Participación para convertir Doñana en una “œzona libre de eucaliptos” y el cierre del camino Villamanrique”El Rocío al tráfico privado.

Más información en: “¨Información Proyecto Doñana de WWF www.alassobreagua.org http://www.seo.org/media/docs/dm_humedales_2010.doc

Seguici in Facebook