Sólo 15 sustancias “œaltamente preocupantes” para la salud y el medio ambiente deberán pasar la autorización de la Comisión Europea

images-2.jpg

23 Octubre 2008

La Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) publicará hoy la primera lista de sustancias altamente preocupantes -cancerígenas, mutágenas, tóxicas para la reproducción, que se acumulan en los organismos o persisten en el medio ambiente-, que deberán pasar por el proceso de autorización del reglamento europeo de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas (REACH).

Según esta norma, las sustancias de la lista no podrán circular en el mercado europeo sin una autorización previa de la Comisión Europea debido a su elevada peligrosidad. Este “œaval”, además, no se otorgará si existen alternativas menos nocivas.

La presentación de la lista de candidatas se ha producido en un ambiente de gran decepción y critica por parte de sindicatos y organizaciones no gubernamentales. Comisiones Obreras considera que el número de sustancias incluidas en el proceso de autorización resulta ridículo, si se tiene en cuenta que el número de sustancias “œaltamente preocupantes” se eleva a 1.500.

La decisión de la Agencia de incluir únicamente 15 sustancias en el proceso de autorización no contribuye al desarrollo de la Estrategia para la futura política en materia de sustancias y preparados químicos que estableció el Libro Blanco (2001)de la Unión Europea. Este documento, del que surgió REACH, nació con el fin de evitar los graves daños ocasionados por la presencia de sustancias tóxicas en el medio ambiente, en los lugares de trabajo o en los productos de consumo, y a partir del cual se creó REACH.

Según el Libro Blanco existen al menos 1.500 sustancias altamente preocupantes que deberían contar con la autorización de la Comisión Europea. A este ritmo en el proceso de autorización, la Agencia necesitaría al menos 100 años para lograr los objetivos del REACH de protección de la salud humana y el medio ambiente y eliminar del mercado europeo las sustancias más peligrosas.

Registro

La Agencia publicó hace unas semanas la lista intermedia de sustancias pre-registradas del REACH, esto es, las sustancias que necesitan registrarse para que se puedan fabricar o importar dentro del marco de la Unión Europea en cantidades iguales o superiores a 1 tonelada al año por empresa.

Este listado contiene casi 40.000 sustancias. De ellas, 13.000 deberán pasar el proceso de registro antes de que finalice 2010. Se trata de sustancias muy dañinas para la salud humana y/o el medio ambiente y/o que se producen en grandes cantidades. Esta cifra es muy superior a la estimada inicialmente ya que el registro de sustancias de alto volumen de producción de la Unión Europea solo incluía hasta la fecha 3.000 sustancias producidas en más de 1.000 toneladas al año por fabricante.

Para Comisiones Obreras, estos datos confirman la grave situación de descontrol de sustancias químicas que existe en el mercado europeo que REACH pretende subsanar. Los Estados miembros deben ser más activos en la aplicación de REACH y garantizar que la lista de sustancias sujetas a autorización incluya, cuanto antes, a todas las sustancias cuyos efectos -cancerígenos, mutágenos, tóxicos para la reproducción, disruptores endocrinos, acumulativos o persistentes- ya están reconocidos.

Por otro lado, varias organizaciones no gubernamentales y sindicales están trabajando en diferentes listados “œalternativos” de sustancias altamente preocupantes. La sueca ChemSec -en colaboración con otras organizaciones no gubernamentales de toda Europa, entre las que se encuentra el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) de CCOO- hicieron pública recientemente la SIN List (Substitute It Now! List), una lista de casi 300 sustancias químicas de elevada peligrosidad de acuerdo con REACH.

Varios estudios estiman que 3,5 millones de trabajadores están expuestos a sustancias químicas cancerígenas. En España se produjeron en el año 2002 entre 3.000 y 15.000 nuevos casos de cáncer laboral y entre 2.000 y 9.000 muertes por cáncer de origen laboral.

El Comité de los Estados miembros de la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) acordó por unanimidad el pasado 8 de octubre en Helsinki que 15 sustancias “altamente preocupantes” pasen la autorización que establece el reglamento REACH antes de su comercialización. La Agencia considera que estas sustancias son muy peligrosas para la salud y el medio ambiente y no podrán circular en el mercado europeo sin una autorización previa. Este “aval” no se otorgará si existen alternativas menos nocivas, según establece la propia norma REACH.

La Agencia hará pública esta “lista de candidatas” el próximo 22 de octubre, en un ambiente de una gran decepción y critica por parte de las organizaciones no gubernamentales y sindicatos, ya que el número de sustancias incluidas en el proceso de autorización resulta muy pobre pues existen al menos 1.500 sustancias altamente preocupantes, según los criterios de la norma REACH.

El director de la ECHA, Geert Dancet, ha justificado la decisión de incluir sólo 15 sustancias con el argumento de que faltan recursos y el deseo de ser cautelosos ante un proceso tan complejo. “Estas 15 sustancias son sólo las primeras sustancias de alto nivel de preocupación identificadas en el proceso formal”, y que “los Estados miembros y la ECHA ya están preparando nuevas propuestas para actualizar la lista de candidatas”, ha dicho.

La organización sueca ChemSec -en colaboración con otras organizaciones no gubernamentales de toda Europa, entre las que se encuentra el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS)- hicieron pública recientemente la SIN List, una lista de casi 300 sustancias químicas de elevada peligrosidad. Las sustancias incluidas en la lista pueden provocar graves efectos en el medio ambiente y en la salud de las personas, entre otros, cáncer o daños en el sistema reproductivo. Además, son bioacumulativas por lo que permanecen en el cuerpo de los seres vivos durante mucho tiempo. De ahí que las ONG insten a los grandes fabricantes a reemplazar esas sustancias por alternativas menos nocivas.

El objetivo de la SIN List -que se puede consultar en castellano en la página www.sinlist.org es reclamar de la Agencia Europea de Sustancias Químicas que las 300 sustancias se incluyan en la lista de candidatas en el proceso de autorización del reglamento REACH.

SIN List se presentó el 17 de septiembre en Bruselas y contó con la presencia de más de 70 multinacionales. Los representantes de las ONG expusieron los peligros que implica el uso de las sustancias incluidas en la SIN List para la salud de trabajadores, el medio ambiente y público en general ya que estas sustancias son de amplio uso industrial y se encuentran en multitud de productos de consumo cotidiano, como ordenadores, cremas o prendas de vestir, acumulándose en el medio natural y en los tejidos de los seres vivos.

Algunas empresas, como el fabricante textil sueco Hennes and Mauritz (H&M) o el consorcio de telefonía sueco-japonés Sony Ericsson o Dell, ya han comenzado a identificar y sustituir las sustancias tóxicas que utilizan en sus empresas por otras alternativas, lo que les sitúa por delante de sus competidores, según afirmaron representantes de estas empresas, quienes explicaron en Bruselas que su estrategia consiste en adelantarse a una normativa que tarde o temprano prohibirá el uso y producción de estas sustancias tan preocupantes

Seguici in Facebook