Más de 600 sustancias químicas muy tóxicas para la salud podrían circular en España sin control

Mapa de mortalidad por cáncer en España del Instituto de salud Carlos III
Algunas de ellas pueden ser cancerígenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción, según ha advertido CCOO
EP / MADRID, 26/01/2012 – 12.09h

CLAUS REBLER
Al menos 625 sustancias químicas altamente tóxicas para la salud y el medio ambiente podrían estar circulando por España sin ninguna medida de control. Algunas de ellas pueden ser cancerígenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción, según ha advertido Comisiones Obreras.

Así, desde la secretaría federal de Medio Ambiente del sindicato, explican que se trata de sustancias que, en el argot técnico se conocen como CMR, es decir que puede tener uno, dos o todos los efectos descritos a la vez. Estas sustancias químicas pueden acceder al cuerpo humano por inhalación, ingestión o penetración a través de la mucosa y piel.

Se encuentran en numerosos objetos de la vida cotidiana. Por ejemplo, la bencidina es un “potente cancerígeno” que se utiliza como agente textil y como componente de aparatos electrónicos; el 2,4-dinitrotolueno, es una sustancia que se utiliza para hacer tintes, explosivos o materiales de goma y plástico.

CCOO recuerda que la norma europea del reglamento REACH (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de las sustancias y mezclas químicas) estipula que estas sustancias deberían haberse registrado antes del 30 de noviembre de 2010 si su volumen de producción es igual o superior a una tonelada al año.

Sustancias sin registrar
En este contexto, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA, en sus siglas en inglés) indica que existen 625 sustancias CMR que no han sido registradas, con lo que se podrían estar utilizando, importando o fabricando ilegalmente en el mercado español.

Cada estado es responsable de que las empresas cumplan con la normativa europea de control de sustancias químicas. Por eso, la organización sindical ha remitido una carta al Ministerio de Sanidad en la que alerta de esta situación y en la que solicita un informe sobre las sustancias no registradas que tengan un volumen de producción superior a una tonelada al año.

Asimismo, pide al Gobierno que tome medidas al respecto ya que sería “necesario” reforzar el control y la inspección, para garantizar que estas sustancias no se utilicen. Finalmente, recuerda que si se confirma esta “falta grave” las empresas españolas que fabriquen, comercialicen o importen sustancias CMR sin registro previo podrían ser sancionadas con multas que oscilan entre los 85.001 a los 1.200.000 euros y, además, las autoridades pueden establecer el cierre temporal o total de las instalaciones que las comercialicen o produzcan durante cinco años.

Seguici in Facebook