La Comisión Europea estudiará si los móviles provocan cáncer

images-21.jpg

Aunque las últimas investigaciones descartan que exista una relación a corto plazo entre el uso de los teléfonos móviles y la aparición de cáncer, la Comisión Europea (CE) ha decidido investigar este asunto y financiar un estudio para comprobar si las radiaciones que emiten los terminales tienen alguna incidencia en la generación de tumores cerebrales.

El proyecto, que se pondrá en marcha en los próximos meses en el contexto del VII Programa Marco de Investigación de la Unión Europea, analizará en concreto si el uso de móviles en niños y adolescentes podría suponer un riesgo más elevado para la aparición de tumores cerebrales, según anunció ayer en Madrid el director general de Investigación de la CE, José Manuel Silva. No obstante, Silva hizo hincapié en la necesidad de ser “œmuy prudentes” en relación con esta cuestión, y dejó claro que hasta dentro de algunos años, cuando la investigación haya finalizado, no se puede decir que la telefonía móvil tenga influencia en la generación de los tumores.

La supuesta relación entre móviles y cáncer ha sido objeto de numerosos estudios en los últimos años. Uno de los más amplios, realizado el año pasado en Reino Unido, descartó que las radiaciones que emiten los terminales causen tumores cerebrales a corto plazo. No obstante, una investigación realizada por el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer, algunos de cuyos resultados preliminares fueron conocidos la semana pasada, sí detectaba una vinculación entre el uso del móvil durante más de diez años y la aparición del glioma, un tipo de tumor cerebral.

Silva, que participó ayer en Madrid en la Reunión de Alto Nivel sobre Medio Ambiente y Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, señaló también que, dentro del ámbito referido a la influencia del medio ambiente en la salud, la CE financiará otro estudio para analizar cómo influyen las nanopartículas en la salud. Además, ya ha puesto en marcha otras investigaciones acerca del impacto del ruido en la aparición de dolencias cardiovasculares, y acerca de la reducción de la fertilidad asociada a los contaminantes químicos.

Para Silva, “œla ciencia debe aportar una opinión clara e independiente sobre los problemas que el medio ambiente [en su acepción más amplia] puede generar en la salud pública”, de forma que las autoridades puedan servirse de sus resultados para paliar estos posibles efectos.

Por otro lado, el responsable de Investigación de la CE aseguró que, pese a la actual situación de crisis económica, las perspectivas financieras para la investigación en Europa son estables, ya que el presupuesto está garantizado hasta el año 2013. “œEl Programa Marco está protegido de la crisis económica”, agregó.

Por su parte, el director de la OMS para Europa, Marc Danzon, destacó la importancia de que los sistemas sanitarios se adapten a los retos que plantean los cambios en el medio ambiente para reducir su impacto en la salud. Por último, la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia, apostó por una mayor coordinación internacional para abordar los problemas de salud derivados de los cambios en el entorno.

Fuente: Diario Digital de Andalucía 20/10/2008

Seguici in Facebook