Europa quiere reducir a la mitad el uso de pesticidas en 10 años

images-22.jpg

Bruselas, 25/10/2007, (IPS).- El Parlamento Europeo ha propuesto esta semana reducir el empleo de pesticidas a la mitad, en el término de una década, para de esta manera disminuir la cantidad de químicos peligrosos en el ambiente.

Hoy en día, el 40 por ciento de las frutas y vegetales que se venden en la Unión Europea (UE) podría contener residuos de pesticidas, cuya concentración superaría el límite autorizado en cinco por ciento de los casos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según lo señalaron algunas organizaciones ambientalistas.

La Red de Acción Europea contra los Pesticidas (PAN) aseguró que los niños y niñas son los más vulnerables. Se estima que el riesgo es 164 veces más alto que en el caso de los adultos frente a los químicos que se emplean rutinariamente en la agricultura. La Comisión Europea (CE), órgano ejecutivo de la UE, recomendó en julio la actualización de una ley de 1991 que regula el uso de pesticidas y señaló que debían introducirse restricciones.

Aunque algunas de esas recomendaciones fueron en general bien recibidas en el Parlamento Europeo, por ejemplo la referida a una prohibición parcial de las fumigaciones desde el aire, algunos eurodiputados reclamaron medidas más drásticas durante un debate el pasado lunes. La Comisión de Ambiente exigió que se adopten metas de cumplimiento obligatorio, que reduzcan el uso de químicos en un 25 por ciento en el plazo de cinco años y en 50 por ciento para 2017.

Por su parte, Hiltrud Breyer, eurodiputada alemana del Partido Verde, informó que Europa utiliza 260.000 toneladas de pesticidas al año, un cuarto del consumo mundial, aunque sólo cuenta con un cuatro por ciento del total de tierra dedicada a la agricultura.

Proteger las fuentes de agua

Breyer, quien preparó la posición oficial del comité ambiental frente a la propuesta de la Comisión Europea, también reclamó acciones más severas para proteger el agua. Cree que se deben tomar medidas para garantizar que no se utilicen pesticidas a menos de 10 metros de los cursos de agua.

Por su parte, el eurodiputado danés Jens-Peter Bonde coincidió con esa propuesta. “Afortunadamente tenemos agua pura subterránea”, por lo que es más seguro beber el agua del grifo que la embotellada. “Apoyo esa prohibición porque no quiero que la contaminen”, señaló.

Sin embargo, otros legisladores, consideran que esa zona de protección de 10 metros es excesiva. El eurodiputado holandés Johannes Blokland indicó que plantearía un problema para los agricultores de su país, por la cercanía de gran parte de las tierras a los cursos de agua. “No podrían utilizarse pesticidas en más de un tercio de las mismas”, dijo.

Asimismo, la socialista Dorette Corbey, también de los Países Bajos, indicó que los gobiernos nacionales deberían ser los que determinen la extensión de la zona de protección, mientras que el liberal Jan Mulder consideró que adoptar una de 10 metros “sería un desastre para Holanda, entre otros países”.

A este respecto, El comisario europeo de Ambiente, Stavros Dimas, dijo que apoyaba la idea de introducir una zona de protección, pero se manifestó a favor de dejar que cada país miembro de la UE determine su extensión.

Dimas señaló que las leyes europeas sobre pesticidas se centraron en colocarlos en el mercado, pero que quedó un “vacío legislativo” sobre las formas de utilizarlo que debe ser llenado. Aunque coincidió con la idea de establecer límites a las fumigaciones aéreas consideró que una prohibición total sería “demasiado extrema”. “Debemos dar a los Estados miembro cierta flexibilidad”, sostuvo.

El comisario europeo de Medio Ambiente descartó asimismo la introducción de un impuesto al uso de pesticidas con vigencia en todos los países de la UE y planteó la necesidad de evaluar las ventajas y desventajas antes de proponer esa alternativa.

División de Europa en tres zonas

La Comisión Europea propuso dividir a Europa en tres zonas (norte, centro y sur) con el fin de regular el uso de los pesticidas.

Pero los ambientalistas se oponen a esta idea. Afirman que es equivocado agrupar regiones de clima templado, como la Bretaña francesa, con otras más áridas como Chipre. Ambas pertenecerían a la zona sur, según la propuesta de la Comisión, y por lo tanto un pesticida aprobado para Chipre también tendría que ser autorizado en el norte de Francia.

El eurodiputado socialista danés Dan Jorgensen señaló que en su país hay autorizados actualmente 100 pesticidas, pero que se están dando pasos para reducir ese número a la mitad. Si se aprueba el plan de la Comisión, Dinamarca no podrá evitar la introducción de otros nuevos. “Esto le facilita las cosas a la industria. Es la forma equivocada de enfocar el tema”, afirmó.

A juicio de la eurodiputada francesa del Partido Verde, Marie Anne Isler Béguin, “la industria y los gobiernos dictan nuestra política sobre los pesticidas y esto ha dañado realmente al ambiente y la salud de las personas”. Por ello concluyó que es necesario que los legisladores enfrenten “a la industria química”.

Más información sobre pesticidas en Europa en:
www.pan-europe.info

Seguici in Facebook