Doce enfermedades podrían propagarse a causa del cambio climático, según la Wildlife Conservation Society

images3.jpg
fuente : Europa Press  |  8 Octubre 2008

La Wildlife Conservation Society (WCS), Sociedad para la Conservación de la Vida Salvaje, advirtió de que un total de 12 enfermedades podrían expandirse por el mundo a causa del cambio climático. Estas dolencias se han bautizado como “˜La docena mortífera”™ en un informe, que advierte sobre sus “œimpactos potenciales” en la vida humana y animal.

En el marco del Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebra en Barcelona, el portavoz de la entidad, William Karesh, explicó que la propagación de estas enfermedades es consecuencia de los cambios de temperatura y los niveles de precipitación mundial; por ello, aclaró que “œla mejor defensa es una ofensiva a través de su detección”.

Las enfermedades que podrían propagarse son la gripe aviar, la Babesia, el cólera, el ébola, los parásitos intestinales y externos, la peste de Yersinia, la de Lyme, la fiebre de Rift Valley, la tuberculosis, la fiebre amarilla, la enfermedad del sueño y la “˜Marea Roja”™. Además, la entidad estima que algunas de estas enfermedades, como la gripe aviar, han costado 100 billones de dólares en pérdidas en la economía global.

Con esto, recomendó que se realice un listado que sea “œabierto y accesible” a todos los actores mundiales. El portavoz explicó que debería elaborarse una lista de distribución de estas enfermedades en el mapa mundial y recalcó que “œno hay que asustarse ante las enfermedades, hay que entenderlas”. Sin embargo, especificó que las enfermedades de hoy están afectadas por el clima, algunas “œtoman nuevas áreas”, además de la dificultad de que en determinadas zonas tienen “œnombres locales”, y “œse deben cotejar” con las nomenclaturas de la comunidad científica.

Karesh destacó que “œhay que implicarse en el micromundo” dijo, ya que advirtió de que “œes difícil de ver”, pero “œafecta”. El portavoz recalcó la necesidad de desarrollar sistemas de detección de microrganismos, que sobre todo se propagan en las aguas estancadas y a través de los animales domésticos.

“œEs muy caro erradicar la enfermedad, y la prevención es muy barata”, apuntó. Y apuntó que las sociedades deberían aprender a gestionar los animales y su movimiento global. Con esto, concretó que los sistemas de detección son una forma de ayudar a las comunidades africanas.

Seguici in Facebook