Castril (Granada), primer Ayuntamiento de España que se personará como acusación particular por uso ilegal de cebos envenenados

buitre_negro_envenenado.jpg images-1.jpg

fuente : Fundación Gypaetus  |  6 Noviembre 2008

La Fundación Gypaetus muestra su más sincero apoyo y felicitación al Ayuntamiento de Castril (Granada) por la adopción por unanimidad de un acuerdo municipal por el que se autoriza al Alcalde de la localidad, D. José Juan López Ródenas, a ejercer la acusación particular en todos los procedimientos judiciales que sean incoados por envenenamiento de fauna en su término municipal. Asimismo, el consistorio también acordó personarse como acusación particular en el procedimiento que se sigue en el Juzgado de Instrucción Único de Huescar tras la puesta a disposición judicial, el pasado mes de mayo, de un ganadero, vecino de Castril, por la presunta colocación de cebos envenenados en el monte público del municipio.

La decisión del consistorio castrileño coincide con la apertura de una segunda investigación, este año, sobre uso ilegal de cebos envenenados en el valle de Castril. La más reciente, se desarrolló la semana pasada, tras el hallazgo del cadáver de uno de los cuatro ejemplares de quebrantahuesos liberados este año en Andalucía y se saldó con la localización de varios cebos impregnados con una sustancia aparentemente tóxica y los cadáveres de un zorro y una musaraña, dando como resultado la apertura, por parte de la Consejería de Medio Ambiente de un expediente informativo para la posible suspensión cautelar del aprovechamiento cinegético de la finca. La primera operación tuvo lugar a finales del pasado mes de abril, tras la localización en la misma zona, de otro quebrantahuesos, esta vez, con signos de disparos de escopeta. En aquella ocasión, la investigación condujo a la puesta a disposición judicial de un ganadero del municipio.

Para los responsables de la Fundación Gypaetus, la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Castril supone un “œhito histórico” en la lucha contra el uso ilegal de veneno en el medio natural, ya que es la primera vez que, en España, un Ayuntamiento se persona como acusación particular en este tipo de causas. “œEl ejemplo de su Ayuntamiento, pone en evidencia el compromiso de los vecinos del valle de Castril para desvincular el nombre del municipio de la lacra que constituye el veneno”, explica Juan Montes, gerente de la FG. “œContra el veneno hay que luchar desde dentro y por ello la FG trabaja para buscar interlocutores locales entre los propios colectivos y agentes políticos y sociales del medio rural que nos ayuden a aislar social y legalmente a los envenenadores”, añade

La iniciativa municipal adoptada en Castril forma parte de los compromisos adquiridos por el Ayuntamiento en el marco de la “œRed de Municipios contra el Veneno” impulsada por la FG y que ya cuenta con 31 municipios adheridos en las provincias de Jaén y Granada.

Asimismo, tal y como ha venido haciendo en los últimos años en todos los procesos judiciales relacionados con el uso ilegal de venenos en Andalucía, la FG también estará presente como acusación particular en los dos casos detectados en Castril.

La Fundación Gypaetus pide tolerancia cero en la lucha contra el uso de venenos
fuente : Fundación Gypaetus  |  31 Octubre 2008

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, Agentes de Medio Ambiente y técnicos del proyecto europeo LIFE “œAcciones para la reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía” de la Fundación Gypaetus localizaron el pasado día 28 en la Sierra de Castril (Granada), el cadáver de “œCazorla”, una joven hembra de quebrantahuesos nacida en el mes de febrero en el Centro de Fauna de Valcalent (Lérida) y que había sido liberada el pasado 8 de mayo en la Sierra de Segura en el marco del Programa Andaluz de Reintroducción del Quebrantahuesos.

A la espera de los resultados definitivos de la necropsia, los datos preliminares apuntan a una muerte por envenenamiento. Para la Fundación Gypaetus esta nueva baja, localizada en un monte público, cuyo principal aprovechamiento es el ganadero, siguiéndole en importancia el cinegético y el apícola, además de suponer un serio revés a la marcha del proyecto, pone de manifiesto la necesidad de seguir trabajando para fomentar un compromiso activo de la población local contra el uso de cebos envenenados en propiedades públicas y privadas.

“œLas medidas coercitivas y de sensibilización que de manera coordinada se están llevando a cabo en Andalucía por parte de la Administración y otros organismos públicos y privados, como la Fundación Gypaetus, son necesarias y eficaces, ya que hay que eliminar cualquier resquicio de impunidad, identificando a los delincuentes” explica Juan Montes, gerente de Fundación Gypaetus. “œEl problema es que quizás no sean suficientes. Habría que crear un frente social homogéneo de tolerancia cero hacia estas prácticas. No basta con concienciar, perseguir, y multar, debemos dirigirnos a la raíz del problema. ¿Por qué determinados colectivos siguen utilizando hoy el veneno?”.

“œAdemás de labores de divulgación y concienciación, la Fundación Gypaetus está trabajando en el establecimiento de nuevas estrategias de lucha contra el uso ilegal de veneno basadas en la búsqueda de interlocutores locales que nos ayuden a llegar a los envenenadores”, explica Montes. “œSe trata de hacerles ver que el veneno no soluciona ningún supuesto problema, como el de los predadores, sino que hay otros mecanismos mucho más eficaces y respetuosos con el medio natural”, concluye.

Con este objetivo, y en relación con el proyecto LIFE y el Programa Andaluz de Reintroducción del Quebrantahuesos impulsado por la Consejería de Medio Ambiente, la Fundación mantiene un contacto permanente con los municipios en los que se avista a los ejemplares liberados.

Precisamente, fruto de esta colaboración, el Ayto. de Castril se ha adherido recientemente a la “œRed de Municipios contra el Veneno” una iniciativa de la Fundación Gypaetus pionera en España, que ofrece asesoramiento técnico y jurídico gratuito en temas medioambientales a los Ayuntamientos a cambio de que, entre otros puntos, éstos se comprometan a presentarse como acusación particular en los casos de envenenamiento en su municipio.

Según afirma el gerente de Fundación Gypaetus, Andalucía es una región de referencia a nivel europeo en la identificación y el control del uso ilegal de cebos envenenados. “œEl problema del veneno es grave y complejo, pero se está avanzando mucho gracias a las inspecciones preventivas y la labor del Equipo Canino de la Consejería de Medio Ambiente, la sensibilización a ganaderos y cazadores, la Red de Municipios contra el Veneno”¦ En Andalucía hemos demostrado que conocemos el problema y hemos puesto medidas, pero hay que ir más allá. Y para ello proponemos medidas innovadoras como la búsqueda de apoyos e interlocutores que hagan llegar de forma efectiva la estrategia contra el veneno al mundo rural”, asegura.

Las especiales características del Parque Natural de la Sierra de Castril, dada la importancia de la actividad ganadera, la cercanía al área de suelta y sus particularidades orográficas y de vegetación, hacen de esta serranía granadina un espacio especialmente apreciado por los quebrantahuesos más jóvenes para pasar el invierno.

“œCazorla” es el tercer ejemplar de quebrantahuesos hallado muerto en Andalucía. El 25 de abril se localizó, también en Castril, el cadáver de “œSegura”, liberada en 2007, mientras que el 6 de agosto, en Cazorla Segura y Las Villas, se halló el cadáver de “œAcebeas”, liberada en 2008. Si bien en el caso de “œSegura” la necropsia detectó evidencias de disparos de escopeta, en el de “œAcebeas”, los análisis no revelaron ni heridas por perdigones, ni fracturas, ni restos de sustancias tóxicas, por lo que se descartaron causas no naturales.

Seguici in Facebook