Blair mantiene la apuesta por el medio ambiente pese a la crisis financiera

El ex primer ministro pide una revolución económica contra el calentamiento

EL PAÍS – Madrid – 30/09/2008

El ex primer ministro británico Tony Blair pidió ayer en Madrid que “en el corto plazo la ansiedad para combatir la crisis económica no se cobre como víctima el medio ambiente”. Blair, que inauguró la V Conferencia Internacional de la Fundación Eduardo Barreiros, titulada Sostenibilidad y Automóvil, hizo una encendida defensa de la cooperación internacional para afrontar el cambio climático, la crisis financiera y la lucha contra el terrorismo.

“Al clima le da igual si las emisiones vienen de Pekín o Nueva York”

Blair tenía el auditorio entregado desde el comienzo. El primer ministro entre 1997 y 2007 jalonó su discurso con referencias personales. “Fui el primer ministro que tuvo un hijo en Downing Street en 200 años. Me pregunto qué hacían los demás”. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, leyó en inglés una de las citas de Blair para defender las privatizaciones, y la presidenta de la Fundación, Mari Luz Barreiros, lo presentó como “una de las voces más autorizadas y experimentadas” en la materia.

En un discurso de 40 minutos que no leyó, Blair defendió que para combatir el cambio climático “hay que revolucionar la economía, no reformarla”. Y resaltó la dificultad de afrontar el problema: “Si el Reino Unido redujera sus emisiones un 50%, en dos años el aumento de emisiones en China lo compensaría. Y al clima le da igual si las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de Pekín o Nueva York. Por eso necesitamos un acuerdo global que sea justo con la mitad pobre y en el que se comprometa la mitad rica del mundo”.

Aun así, Blair defendió un acuerdo con objetivos vinculantes para 2020, no 2050, como quiere EE UU, porque no sería creíble. Y encontró ventajas en este pacto, que en 2009 debe sustituir al Protocolo de Kioto. “El centro de gravedad del mundo se desplaza al este aunque tengamos dificultades en asumirlo. Si logramos un acuerdo entre EE UU, Europa, China e India contra el cambio climático, mejorará la cooperación internacional y el multilateralismo” y servirá para la lucha contra el terrorismo o la crisis financiera.

Blair eludió con ironía las preguntas sobre su sucesor, Gordon Brown -“me preguntan para buscarle problemas, pero bastante duro es de por sí ser primer ministro así que ya dije que mi sucesor tendría todo mi apoyo”- o sobre si aceptará la presidencia de la UE -“ese puesto no está creado y mucha gente lo querría. Si eso ha sonado a una evasiva me alegro”-.

Y aunque no restó gravedad al calentamiento global, apostó por abordarlo de forma realista: “Si le decimos a la gente que deje el coche en casa y no viaje en avión no vamos a ganar esta batalla. Millones de personas quieren las cosas buenas de la vida”. Por ello insistió en que es necesaria la tecnología, como la captura y almacenamiento de carbono y el coche híbrido o eléctrico y que sean las empresas, no los gobiernos, los que elijan con incentivos la tecnología más eficiente.

El eje central del encuentro que cada dos años organiza la Fundación Eduardo Barreiros es el camino hacia un desarrollo sostenible de la automoción. Los actos se celebran en el Auditorio Mapfre de Madrid y hoy lo clausurará Nicholas Stern, ex economista jefe del Banco Mundial y autor del Informe Stern, que, a petición del Gobierno británico, calculó que no combatir el cambio climático tendría un impacto en la economía mundial del 20% del PIB.

Seguici in Facebook