Australia: un “nuevo comienzo” en buena parte por el Cambio Climático

images.jpeg

La economía, el medio ambiente y la guerra en Irak fueron los temas principales de la campaña electoral.

BBC Mundo. Noviembre 2007

Durante campaña los laboristas se centraron en atacar al gobierno por su rechazo a firmar el protocolo de Kyoto y la participación de Australia en la guerra de Irak.

El primer ministro electo de Australia, el laborista Kevin Rudd, anunció en su primera conferencia de prensa que va a revertir varias políticas de su predecesor, y prometió poner en marcha inmediatamente un programa para combatir el cambio climático.

El Partido Laborista, liderado por Rudd, obtuvo la victoria en las elecciones generales celebradas este sábado en Australia, poniendo fin a 11 años de gobierno del conservador John Howard.

Rudd, un ex diplomático casi 20 años menor que Howard, obtuvo una victoria abrumadora, lo que provocó que su rival político reconociera su derrota.

El flamante primer ministro electo repitió su intención de representar a Australia personalmente en la reunión internacional sobre Medio Ambiente, que la ONU celebrará el mes próximo en Bali, Indonesia.

En su discurso de victoria, Rudd afirmó que en estas elecciones el país “miró hacia el futuro” y dijo que será el primer ministro “de todos los australianos”.

El líder del partido laborista anunció también que la cúpula de su partido se reunirá el jueves, que anunciará su gabinete muy pronto y reiteró que él personalmente escogerá a sus ministros.

“Nuevo comienzo”

Rudd afirmó que su victoria representaba una nuevo comienzo para Australia y que el país iba a escribir un nuevo capítulo en su historia.

Se calcula que los laboristas estarían cerca de adjudicarse 86 escaños de un total de 150.

El corresponsal de la BBC en Sidney, Nick Bryant, indicó que el enfoque del nuevo gobierno en torno a las relaciones internacionales será distinto.

Según Bryant, Australia comenzará a retirar sus tropas de Irak y Rudd firmará el protocolo de Kyoto sobre cambio climático inmediatamente.

“Privilegio”

Howard reconoció la victoria de Rudd y dijo haberle llamado “para felicitarle por su enfática victoria”.

Entre vítores y aplausos de los miembros de su partido, Howard afirmó que había sido un privilegio haber ocupado el cargo de primer ministro desde 1996.

“Dejamos una nación más fuerte y orgullosa y más próspera de lo que era hace 11 años”, afirmó Howard.

Es posible que Howard pierda el escaño por el distrito electoral de Bennelong, en Sidney, en favor de su rival, Maxine McKew, la candidata laborista y antigua presentadora de televisión.

El líder laborista, Kevin Rudd, encabezó las encuestas durante toda la campaña electoral.

Por su parte, Howard hizo hincapié en sus éxitos en la gestión de la economía del país.

Seguici in Facebook