“La pérdida de biodiversidad agravará el cambio climático”

images-1.jpeg

Entrevista a Peter B. Reich

Natura / El Mundo, noviembre 2007
Miguel Corral

Llega a la entrevista después de una reunión con colegas españoles en la sede de la Fundación BBVA, que le ha traído a Madrid para impartir la conferencia ‘Biodiversidad vegetal y desafíos ambientales globales’. Se está resfriando. “Ponerse malo a final de verano: cosas del cambio climático”, bromea. Peter B. Reich es uno de los científicos más citados en el campo de la Ecología. Sus investigaciones sobre la fisiología vegetal y la ecología de ecosistemas forestales aplicadas a modelos de cambio climático son una de las grandes novedades científicas en el campo del medio ambiente.

PREGUNTA.- ¿Las plantas son el mejor arma contra el calentamiento global?

RESPUESTA.- Hasta ahora, sí. Las plantas pueden vivir en una atmósfera en la que permanece un tercio del dióxido de carbono que nosotros emitimos, porque los otros dos tercios son absorbidos por ellas mismas y por los océanos. Pero no sabemos qué cantidad serán capaces de absorber dentro de 100 años, sólo sabemos que el cambio climático está cambiando la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera muy rápido.

P.- ¿La pérdida de biodiversidad puede empeorar la situación climática en el futuro?

R.- Mire, las plantas seguirán teniendo el papel de sumideros de carbono. Pero hay diversos factores que determinan en qué medida lo harán. Uno de ellos es la diversidad que posean los ecosistemas forestales. La pérdida de biodiversidad vegetal provocará una disminución de la cantidad de CO2 que el ecosistema sea capaz de absorber. Además, el nitrógeno es un elemento fundamental para maximizar la cantidad de carbono que son capaces de sacar de la atmósfera los vegetales. Debido a la contaminación, el nitrógeno gaseoso está concentrado en lugares donde los vegetales no lo pueden aprovechar: Estados Unidos, China, Europa… Y no está disponible en los bosques tropicales y las selvas. Además, no podemos fertilizar con nitrógeno de manera descontrolada porque eso alteraría el balance. De manera que lo esperable es que se produzca más acumulación de carbono en la atmósfera y por tanto más calentamiento cada vez.

P.- ¿Los científicos han tenido en cuenta esto a la hora de realizar los informes del IPCC?

R.- No. Si te refieres a si han considerado las relaciones entre las plantas, el nitrógeno y la diversidad y cómo esta interacción se convierte en un motor del calentamiento climático, no lo han hecho. Los científicos del IPCC están centrados en un escenario realmente mucho más grande. Tienen demasiadas causas a las que atender. Sólo tienen en cuenta los trabajos científicos comprobados de forma global y de los que no se tiene la menor duda. El papel que juega la biodiversidad en el calentamiento sólo lo hemos estudiado nosotros. Además, en parte iría en contra de algunas de las teorías ecológicas aceptadas. Pero algunas teorías ecológicas han estado equivocadas antes. ¿No?

P.- Entonces, ¿el escenario futuro podría ser peor de lo que ellos auguran en su informe?

R.- Hasta ahora, los ecosistemas oceánicos y terrestres frenan el 50% del calentamiento, ¡es un porcentaje enorme! Pero si no comprendemos el funcionamiento de estos ecosistemas no podemos saber si serán capaces de alcanzar el 55% o el 60% o si por el contrario esta cifra se reducirá al 40% en el futuro. Una de las claves está en cómo los ecosistemas reaccionarán ante la presencia del carbono extra que estamos emitiendo. Ahí puede estar la diferencia entre que las predicciones sean correctas o no. Necesitamos comprender mejor este tipo de procesos para poder hacer proyecciones más pegadas a lo que sucederá.

P.- ¿Son acertadas las iniciativas como la de la premio Nobel Wangari Maathai de plantar 1.000 millones de árboles?

R.- Sí, pueden ser importantes dependiendo de la ubicación geográfica de la plantación y del tipo de árboles que se siembren. Pero no tienen mucho sentido si se trata de iniciativas aisladas. Además, hemos de asegurarnos de que esos árboles no van a ser cortados en 10 años y también de que otros bosques no van a ser cortados. Deberíamos hacer que a la gente le importase este problema mucho más de lo que le importa hoy en día. Algunas compañías energéticas tienen científicos que aseguran que si el CO2 en la atmósfera aumenta, las plantas crecerán más deprisa y los cultivos serán más productivos. Pero si aumenta el carbono y cada vez escasean más los nutrientes, esta idea será falsa.

P.- ¿Lograríamos algún beneficio si consiguiésemos aumentar cada año la biomasa vegetal total de la Tierra?

R.- En cuanto a los valores de almacenamiento de carbono a largo plazo puede ser positivo. Pero las plantas durante su crecimiento fijan CO2 y también lo espiran. De manera que el balance de absorción es muy bajo. Sería una insensatez plantar suficientes árboles en el mundo como para que sea una solución efectiva contra el calentamiento, porque llenaríamos la Tierra de árboles. La noción de que plantar árboles es bueno, especialmente en los Estado Unidos, es una manera de desviar la atención de la solución real. Plantar más árboles y crear cultivos que sean sumideros de carbono es una solución muy tímida. Pero mantener almacenado el carbono que ya está fijado es una parte importante de la solución.

P.- En términos climáticos, ¿causa más daños un incendio forestal en las selvas de Brasil que en España o en Grecia?

R.- Más que dónde se produce el incendio importa el hecho de que se produzca. Lo más grave en términos climáticos es la cantidad de CO2 que llevaba décadas almacenada y que se libera en horas. Además, reducen la disponibilidad de nitrógeno para las plantas. Esto sí puede afectar a la fijación de carbono.

P.- China acaba de suspender un plan para convertir más de un millón de hectáreas de cultivos en un bosque, ¿Se ha perdido una buena oportunidad para frenar el calentamiento?

R.- No hay duda de que si China realmente convirtiera esa superficie en un bosque, en un plazo de varios siglos, se hubiera almacenado una cantidad importante de CO2 en la madera de sus troncos. Eso sería positivo.

Seguici in Facebook