“La humanidad en grave riesgo”

images17.jpg


Por Haider Rizvi

NACIONES UNIDAS, 25 oct 2007 (IPS) – La falta de acciones drásticas para detener el cambio climático y la acelerada pérdida de la biodiversidad pone en grave riesgo el futuro de la humanidad, alertó este jueves el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

El cuarto Informe Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (GEO-4, por sus siglas en inglés), publicado por el Pnuma, ofrece en sus 535 páginas un completo análisis de los esfuerzos internacionales de protección y preservación ecológica en los últimos 20 años.

El GEO-4 fue presentado poco más de un mes antes de una conferencia internacional clave a realizarse en Bali, Indonesia, en la que se debatirán las medidas a tomar luego de que expire en 2012 el Protocolo de Kyoto, único instrumento mundial para contener el recalentamiento planetario.

Desde que la Comisión Mundial sobre Ambiente y Desarrollo divulgó su propio estudio hace dos décadas, la comunidad internacional no ha logrado responder a los desafíos ambientales causados por el hombre, señala el informe del Pnuma, preparado por casi 400 científicos.

El GEO-4 indica que el crecimiento poblacional, los patrones de consumo no sostenibles y la expansión urbana socavan los esfuerzos para proteger el planeta de nuevos daños ambientales.

“La respuesta de la comunidad internacional a la Comisión Brundtland (hace 20 años) ha sido en algunos casos valiente, pero no ha logrado responder a la magnitud de los desafíos”, dijo el director ejecutivo del Pnuma, Achim Steiner.

Según el estudio del Pnuma, hay muchos problemas que permanecen “irresueltos y no tratados”, mientras que otros nuevos emergen, desde el incremento de las “zonas muertas” de oxígeno en los océanos hasta la propagación de nuevas y antiguas enfermedades.

El trabajo señala que la amenaza del cambio climático es “real”, e insta a realizar drásticos cortes en las emisiones de los llamados gases invernadero, causantes del recalentamiento planetario según la mayoría de los científicos. El estudio pronostica que, para fines de este siglo, las temperaturas mundiales sufrirán un incremento promedio de entre 1,8 a cuatro grados.

Algunos científicos sostienen que un incremento de dos grados es el “umbral” más allá del cual habría “grandes e irreversibles” daños en el planeta.

Algunos de los gases invernadero pueden persistir en la atmósfera por más de 50.000 años, según el GEO-4, que critica severamente a los países del Norte industrializado por la degradación ambiental.

“Estamos viviendo mucho más allá de nuestros medios”, dijo un investigador del Pnuma.

En cuanto a la diversidad biológica, el informe indica que las especies se extinguen 100 veces más rápido que el ritmo registrado en los fósiles. Un 60 por ciento de los ecosistemas evaluados en el GEO-4 se degradaron.

La pérdida de diversidad genética puede amenazar la seguridad alimentaria, según los investigadores del Pnuma, quienes calcularon que hay 14 especies animales que constituyen 90 por ciento de todo el ganado y unos 30 tipos de cosechas que proveen 90 por ciento de las calorías de la población mundial.

El informe señala que la degradación de la tierra es una amenaza tan grave como el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, porque afecta a un tercio de la humanidad a través de la contaminación, la erosión de los suelos, el agotamiento de los nutrientes, la escasez de agua y la salinización.

A nivel mundial, la contaminación del agua sigue siendo la mayor causa de enfermedades y muerte entre las personas, según el estudio, en el que se alerta que una aun mayor disminución en la calidad de los recursos hídricos podría derivar en la propagación de enfermedades como la malaria y la diarrea en muchas partes del mundo.

Como está demostrado en muchos otros estudios, el GEO-4 concluye que todos estos problemas ambientales afectarán en especial a la población más pobre, que vive en el Sur en desarrollo.

“Hay cambios sin precedentes, que ocurren en el contexto del cambio climático y la degradación de la tierra y de la biodiversidad”, dijo a IPS el científico Munyarabzi Chenje, uno de los autores del informe.

Chenje sostuvo que el tema más importante en el GEO-4 es “el desarrollo y el bienestar de la humanidad”, y añadió que millones de personas en el mundo “no están bien debido a la pobreza y a la desigualdad”, y por lo tanto son los más vulnerables a los impactos del cambio climático y a la pérdida de la biodiversidad.

El científico sostuvo que el Norte industrializado está en una mejor posición para afrontar los problemas climáticos, ya que tienen los recursos necesarios.

El informe critica a los países ricos por no mostrar la suficiente voluntad política para reducir la dependencia de los combustibles fósiles, exigir patrones sostenibles de consumo de los recursos naturales y por no reducir de manera drástica la emisión de gases invernadero.

“Es la verdadera geopolítica de nuestra era”, dijo el director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, al referirse a la débil respuesta de los países industrializados a la amenaza del recalentamiento planetario, en especial de Estados Unidos, responsable de 25 por ciento de las emisiones de gases invernadero.

“Ya sabíamos del problema hace más de 30 años. Esperamos mucho tiempo para hacer algo, y ahora el enfoque es principalmente militar. Estados Unidos gasta 700.000 millones de dólares en acciones militares. No tiene sentido”, sostuvo.

Seguici in Facebook