Un científico asegura que calentamiento global provocó 37% de sequías

30/03/2009

El calentamiento global es culpable de más de un tercio de la gran reducción de las precipitaciones a nivel mundial, incluyendo una sequía de una década en Australia y una larga temporada seca en Estados Unidos, dijo el miércoles un científico. Peter Baines, de la Melbourne University en Australia, analizó observaciones de precipitaciones globales, datos de la temperatura de la superficie del mar y una reconstrucción de cómo se comportó la atmósfera en los últimos 50 años para revelar el patrón de las lluvias.

Lo que encontró es una fuerte tendencia que muestra que las precipitaciones decrecieron constantemente en los últimos 15 años y el calentamiento global es responsable del 37 por ciento de esa caída.

‘El 37 por ciento probablemente va a aumentar si el calentamiento global persiste’, dijo Baines a Reuters desde Perth, en el oeste de Australia, donde presentó sus resultados en una importante conferencia de cambio climático.

El análisis de Baines reveló cuatro regiones donde las precipitaciones disminuyeron. Las áreas afectadas son el Estados Unidos continental, el sudeste de Australia, una gran región del Africa ecuatorial y el Altiplano sudamericano.

Pero hay dos áreas en los trópicos donde las lluvias aumentaron: el noroeste de Australia y la cuenca amazónica.

‘Esto es todo parte de un patrón global donde las precipitaciones generalmente aumentan en los trópicos ecuatoriales y disminuyen en los subtrópicos en latitudes medias’, dijo Baines.

‘Esto es un poco como el patrón que predicen los modelos (de computadora) para el calentamiento global, sólo que resulta de observar las precipitaciones de los últimos 30 años’, añadió Baines, del departamento de ingeniería civil y ambiental de la Melbourne University.

La tendencia de las lluvias también se vio acompañada por un cambio en las temperaturas de la superficie del mar, dijo, añadiendo que usó datos que se remontan hasta 1910.

Las temperaturas de la superficie del mar fueron aumentando a medida que se calentó la atmósfera.

También analizó la influencia de los importantes patrones de circulación oceánica, que tienen un fuerte impacto en el clima del mundo, como el cinturón transportador del Atlántico, que lleva temperaturas cálidas al norte de Europa.

Además estudió dos patrones de circulación del Pacífico para evaluar su efecto en las precipitaciones.

La clave del análisis fue determinar la influencia del patrón océano-clima de El Niño, que provoca sequías en el sudeste de Asia y Australia e inundaciones en Chile y Perú.

Seguici in Facebook