Se extienden las “˜zonas muertas”™ en los océanos

images2.jpg  images-11.jpg

fuente : PNUMA/Reuters  |  3 Octubre 2008

El número de “œzonas muertas” en los océanos está creciendo con rapidez y las reservas costeras de peces son más vulnerables al colapso de lo que se temía previamente, dijeron el lunes científicos.

La extensión de las “œzonas muertas” “”áreas de agua con bajo contenido de oxígeno”” “œestá emergiendo como una importante amenaza a los ecosistemas costeros del globo”, escribieron los científicos en la publicación Proceedings of the National Academy of Sciences.

Tales zonas se encuentran desde el golfo de México hasta el mar Báltico, en áreas donde el oxígeno es absorbido del agua por un exceso de algas ligado a la presencia de fertilizantes provenientes de campos, aguas residuales, desechos de animales y conta- minantes producidos por el uso de combustibles fósiles.

“œLos organismos marinos son más vulnerables al bajo contenido de oxígeno de lo que actualmente se reconoce, siendo los peces y los crustáceos los más expuestos”, dijo Raquel Vaquer Suner, del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados en España.

“œLa cifra de zonas hipóxicas (con bajo nivel de oxígeno) reportadas está creciendo globalmente a una tasa de 5% al año”, indicó la científica.

El estudio que Vaquer Suner realizó con un colega mostró que el número de “œzonas muertas” aumentó a 140 en el año 2004, de casi ninguna contabilizada hasta fines de la década de 1970.

Los crustáceos como los cangrejos, langostas y camarones tienen menos capacidad para escapar de las aguas vaciadas de oxígeno que los peces.

Las temperaturas más altas ligadas al calentamiento global, que según el Panel Climático de la ONU serían consecuencia del uso humano de combustibles fósiles, podrían agravar el problema de las “œzonas muertas”, en parte debido a que el oxígeno se disuelve con mayor dificultad en las aguas más cálidas, indicó el estudio.

Las primeras “œzonas muertas” fueron encontradas en las latitudes más norteñas, como en la bahía Chesapeake en la costa este estadounidense y en los fiordos escandinavos. Otras han ido apareciendo en las costas de América del Sur, Ghana, China, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Portugal y Gran Bretaña.

Seguici in Facebook