Progreso: tres veces más PIB en 2050 a costa de calentar 6º el planeta

Un anciano hace ejercicios frente a unas fábricas en Jilin, China. | Reuters
Un anciano hace ejercicios frente a unas fábricas en Jilin, China. | Reuters
  • Los países emergentes tendrán un 50% más PIB que Occidente
  • Sólo EEUU estará entre las cinco mayores potencias económicas
  • 9.000 millones de personas pero apenas crecerá la población en Occidente
  • El PIB per cápita seguirá siendo mayor en los países desarrollados

Javier González | Madrid

Actualizado sábado 16/03/2013

Año 2050, la economía mundial será tres veces más grande y los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) habrán dejado atrás a las potencias desarrolladas de hoy, salvo Estados Unidos. Sin embargo, el progreso económico podría ser fatal para el planeta si no hay un cambio de modelo de emisiones: el calentamiento global subiría en seis grados, un camino que llevará al desastre este mismo siglo.

Estas son algunas de las conclusiones del informe ‘El mundo en 2050. Los BRIC y más allá: pronósticos, desafíos y oportunidades‘, elaborado por la consultora PricewaterhouseCoopers.

El estudio realiza sus pronósticos según las proyecciones demográficas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y varios baremos revisados según las políticas actuales de cada país: nivel de alfabetización, inversiones, desarrollo tecnológico y la propia evolución de sus economías desde mucho antes de la actual crisis. No obstante, son proyecciones según el desarrollo actual: según el estudio, puede pasar de todo en estos años, desde “una guerra nuclear a colisiones de asteroides“.

Según el estudio, ese año el grupo de siete países emergentes (China, India, Brasil, Rusia, Indonesia, México y Turquía) será un 50% más rico que el G7 de economías avanzadas de hoy (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia, Canada, Australia, Corea del Sur y España) según el Producto Interior Bruto (PIB) a precios de mercado y un 75% más ricos según el PIB basado en la paridad del poder adquisitivo (PPP).

Este último método mide mejor el volumen de bienes y servicios producidos por un país según sus niveles de vida, mientras que el otro se basa en la producción bruta. No obstante, según el informe de PwC, los ingresos per capita medios seguirán siendo “significativamente mayores” en el G7 de países desarrollados actual.

Catástrofe medioambiental

El informe presenta tres escenarios: el giro radical a una economía ‘verde’; un progreso gradual hacia esta; y mantener los negocios “como de costumbre”. Esta última vía lleva, según PwC, a “un catastrófico cambio climático hacia el final de siglo“.

En los tres casos pronostica un crecimiento anual medio del 3% para la economía mundial. Sin embargo, en el escenario pesimista prevé un calentamiento de seis grados frente a los dos del marco ideal ‘verde’.

La ONU ha marcado como objetivo este aumento de dos grados para 2050, aunque para ello los países tendrán que reducir a la mitad sus emisiones de gases invernadero. Algo que parece difícil, porque ello implica compromisos sinceros y medidas como la “reducción de la demanda de bienes y servicios” y “dejar los actuales bosques intactos y plantar nuevos árboles”, cuando uno de los BRIC, Brasil, ve deforestarse año tras año el Amazonas.

PwC considera “más realista, pero aún desafiante”, su escenario de la “ecologización gradual”. Sin embargo, en esta situación prevé un calentamiento de cuatro grados del planeta.

Para contener esta catástrofe ecológica sería necesario duplicar la eficiencia energética observada desde el año 2000; que China e India pasen del carbón al gas en sus industrias; y que el mundo en general apueste por las energías limpias a largo plazo.

“Requiere un compromiso mucho mayor de todas las economías más importantes del mundo que el que hemos visto en los últimos años”, destaca PwC.

A pesar de estos retos, Greenpeace cree “técnicamente posible y económicamente asequible” que todas las fuentes energéticas sean renovables en España en 2050. Según sus cálculos, es factible reducir un 55% el consumo de energía y recortar a cero la emisión de gases de efecto invernadero.

España, por debajo de Nigeria

PwC calcula que el G7 emergente alcanzará al G7 desarrollado en 2017. El PIB según la paridad del poder adquisitivo (PPP) chino pasará de 11,3 billones de dólares en 2011 a 53,8 billones en 2050, mientras que el estadounidense pasará de 15 a 38 billones en estas cuatro décadas.

Ambos países serán las dos superpotencias económicas, seguidas por India (34 billones) y Brasil (8,8 billones). Rusia, con ocho billones, desbancará a Alemania (5,8 billones) en Europa.

España, con 1,5 billones de PIB en 2011, se situará por debajo de países como Nigeria e Indonesia en el año 2050, cuando su actividad económica se elevará a 3,6 billones. El país africano tendrá para entonces 3,9 billones de PIB frente a los 6,3 billones de la nación asiática.

Como curiosidad, PwC prevé que el crecimiento de la población china se enfriará a partir de 2020, cuando su economía habrá “madurado”. No obstante, aunque su población envejecerá, su PIB crecerá gracias al aumento de la productividad. Por otra parte, los problemas demográficos serán más duros para Alemania y Japón, países que verán decrecer su población durante las próximas cuatro décadas.

Tanto PwC como la ONU coinciden en que este medio siglo será momento de los países emergentes. Mientras la población de Occidente se mantendrá estable en 1.200 millones de habitantes, en las naciones en desarrollo crecerá de 5.600 a 7.900 millones de ciudadanos.

Está por ver si el progreso económico servirá para salvar el hogar de 9.000 millones de seres humanos de una catástrofe climática.

 

Deja tu comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos *

Seguici in Facebook