Países ricos deben moverse rápido respecto al Cambio Climático

images2.jpg    x images-11.jpg
Por Imelda Abano

NUEVA DELHI, 5 nov 2007 (IPS) – Los países ricos deben reducir en forma drástica sus emisiones de gases invernadero para mitigar los impactos del cambio climático, señala un informe de la ONU sobre los efectos del recalentamiento planetario en el Sur en desarrollo, cuyo lanzamiento está previsto para fines de este mes.

Para tener una posibilidad real de evitar los peligros del cambio climático, las naciones del Norte deben reducir sus emisiones por lo menos 80 por ciento para 2050, indicó Kevin Watkins, uno de los autores del Informe de Desarrollo Humano 2007 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), durante un taller sobre cambio climático para periodistas asiáticos en la capital india.

El informe, titulado “Combatiendo el cambio climático: solidaridad en un mundo dividido”, será presentado oficialmente una semana antes de la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), que se realizará en Bali, Indonesia, del 3 al 14 de diciembre.

Establecer un marco o una hoja de ruta para futuras estrategias de reducción de emisiones es uno de los objetivos de la reunión de Bali. El informe podría constituir el punto de confluencia para un futuro régimen de reducción de emisiones más justo, dijo Watkins.

“Los países ricos deben demostrar liderazgo y realizar reducciones más profundas y tempranas, así como adoptar un marco para financiar la transferencia de tecnologías, proveyendo a los países en desarrollo todos los recursos necesarios para realizar una transición a bajas emisiones de carbono”, sostuvo el científico.

No obstante, alertó que incluso las más profundas reducciones de emisiones no impedirán que las temperaturas del planeta aumenten en las próximas tres décadas. Mientras los países ricos cuentan con la capacidad para proteger a sus ciudadanos de las consecuencias, las poblaciones del Sur son mucho más vulnerables debido a la falta de recursos.

“La ventana de oportunidades para evitar el peligroso cambio climático se está cerrando rápido. Es un tema serio que debe ser abordado con un sentido de urgencia. Es un problema mundial porque tiene causas y efectos mundiales, y exige una respuesta global. Cada país debe actuar de acuerdo con su responsabilidad histórica y capacidades”, sostuvo, añadiendo que China e India deberían también realizar reducciones más drásticas.

Los países en desarrollo como China e India están emergiendo como grandes emisores, pero el Protocolo de Kyoto “único instrumento mundial contra el cambio climático””no extiende reducciones obligatorias para esos dos países. El Protocolo exige a los países industrializados que reduzcan sus emisiones cinco por ciento para 2012 respecto de los niveles de 1990.

Mientras el informe de la ONU subraya que tanto la mitigación y la adaptación tienen que ser abordadas para un efectivo combate al cambio climático y por la amenaza que significa para la humanidad, Watkins alertó que la creciente exposición a las sequías, inundaciones, tormentas e incertidumbres climáticas reforzarán la trampa de la pobreza, afectando a 2.600 millones de personas, que son las más vulnerables.

“Líderes mundiales necesitan conocer las reales consecuencias del cambio climático. Necesitamos urgentemente una mitigación severa. Si la acción se demora, el costo humano será enorme”, dijo Watkins.

El presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), Rajendra Pachauri –quien compartió el último premio Nobel de la Paz con el ex vicepresidente estadounidense Al Gore–, apoyó el informe del PNUD y subrayó que las naciones ricas deben ayudar a las más pobres.

Creado por la Organización Meteorológica Mundial y por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el IPCC tiene el objetivo de investigar el recalentamiento planetario y sus consecuencias, y se ha convertido en un influyente organismo en las discusiones internacionales sobre el asunto.

Pachauri dijo que el cambio climático tiene un enorme impacto en la salud, la agricultura, y el acceso al agua potable, por lo que las sociedades más pobres serán severamente afectadas.

Científicos del IPCC pronosticaron que las duras condiciones climáticas se harán más comunes el próximo siglo, lo que significará una particular amenaza para los países pobres, que no tienen los recursos ni materiales para afrontar catástrofes como inundaciones, tormentas y sequías.

Pachauri dijo que el costo del fenómeno a la economía mundial en 2030 será de menos de tres por ciento si la concentración de gases invernadero se estabiliza en un nivel que limite el incremento promedio de las temperaturas entre 2 y 2,4 grados. Además, señaló que, mientras el nivel del mar se elevó 17 centímetros durante el siglo XX, se pronostica que para fines de este siglo aumentará entre 18 y 59 centímetros.

“Los países más ricos deberían hacer mayores esfuerzos para reducir los gases invernadero lo antes posible. Necesitamos líderes que puedan cambiar el actual modelo de desarrollo”, dijo Pachauri.

Seguici in Facebook