La riqueza biológica podría evitar la peor crisis alimentaria de la historia moderna

images7.jpeg

Representantes de 191 países se reúnen en Alemania para trazar una hoja de ruta que permita detener la grave pérdida de los recursos naturales en los cinco continentes.

Naciones Unidas, 22/5/2008, (Ecoestrategia).- La comunidad internacional conmemora este 22 de mayo el Día Mundial de la Biodiversidad, una fecha que sirve a la vez para recordar la importancia de la diversidad biológica de la Tierra y para llamar la atención ante las pérdidas devastadoras que se experimentan a medida que se extinguen especies irreemplazables a un ritmo sin precedentes.

En este año, el Día de la Biodiversidad coincide con la novena reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio de la Biodiversidad (COP 9) que se celebra en Bonn (Alemania) del 19 al 30 de mayo, con la presencia de 7.000 participantes procedentes de 191 países.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), firmado en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro en el año de 1992, es un tratado internacional para la conservación y utilización sostenible de la riqueza biológica del planeta y la distribución equitativa de los beneficios de la utilización de los recursos genéticos.

Esta cumbre sobre la biodiversidad se lleva a cabo en un momento en que la comunidad internacional se enfrenta a una de las más graves crisis alimentarias de la historia moderna. Los precios de los cereales básicos (trigo, maíz, arroz) han alcanzado niveles récord, mientras que las existencias mundiales de alimentos están en mínimos históricos.

De hecho, uno de los más importantes desafíos que enfrenta la humanidad es alimentar a una población creciente en un mundo cada vez más urbanizado, soportando la combinación de los impactos del cambio climático y la pérdida sin precedentes de la diversidad biológica.

El Secretario General Adjunto de la ONU y Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, afirmó que: “œNuestro planeta ha sido testigo de cinco extinciones en masa durante millones de años de vida en la Tierra. La sexta se encuentra actualmente en curso, impulsada por primera vez en la historia por los impactos humanos”.

Agricultura y biodiversidad

Durante los últimos 50 años, los seres humanos han modificado los ecosistemas más rápida y extensamente que en cualquier otro período en la historia de la humanidad. De hecho, más tierras se han transformado en tierras de cultivo durante los últimos cincuenta años que en los últimos dos siglos. Esta es la razón por la cual la agricultura está en la agenda de la conferencia de Bonn y es el tema de este año del Día Mundial la Diversidad Biológica.

“œNuestro planeta rebosa riqueza biológica y esta gran diversidad es clave para afrontar la peor crisis alimentaria de la historia moderna”, aseguró Alexander Müller, Subdirector General de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Esta agencia de la ONU reconoce la importancia de la biodiversidad para la seguridad alimentaria pero también lanza una advertencia. Estima que en el último siglo se han perdido en torno a las tres cuartas partes de diversidad genética de las variedades de cultivos agrícolas y que cientos de las 7.000 razas animales registradas en sus bases de datos están amenazadas de extinción.

Según la FAO, hoy en día la mayor parte de los alimentos del mundo proceden únicamente de doce cultivos y catorce especies animales. Una menor diversidad genética significa menos oportunidades para el crecimiento y la innovación necesarios para impulsar la agricultura en una época de precios alimentarios en alza.

Además, a medida que disminuye la biodiversidad en la agricultura y la alimentación, el suministro de alimentos se vuelve más vulnerable e insostenible. Disminuye la capacidad de adaptación de la agricultura a los desafíos medioambientales como el cambio climático o la escasez de agua.

Müller, que encabeza el Departamento de Gestión de Recursos Naturales y Medio Ambiente en la FAO, afirmó también que “œla erosión de la biodiversidad para la agricultura y la alimentación pone gravemente en peligro la seguridad alimentaria mundial. Su uso racional es fundamental para conseguir un sistema de abastecimiento alimentario seguro y sostenible”.

Por su parte, el secretario Ejecutivo de la Convención sobre la Diversidad Biológica, Ahmed Djoghlaf, consideró que “œla renovación de la diversidad agrícola de cultivos y de ganado, en un funcional sistema de apoyo natural, es la mejor solución a largo plazo para satisfacer el desafío mundial de la alimentación”.

Desafío enorme

“œLa reunión de Bonn sobre diversidad biológica se celebra en un momento definitivo en la historia de la humanidad”, aseguró el Secretario Ejecutivo del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Por ello, Djoghlaf calificó la situación como un “œdesafío enorme” e hizo un llamamiento a los Estados para que realizasen “œesfuerzos excepcionales” en esta materia.

“œLa mitad de las medidas usuales ya no son opciones cuando se trata de la pérdida sin precedentes de la diversidad biológica, que en el futuro se complicará por el cambio climático”. Ahmed Djoghlaf destacó un nuevo informe de la economista del desarrollo Pavan Sukhdev que calcula el coste económico de la pérdida de los beneficios que proporciona la diversidad biológica en 3,1 billones de dólares al año, o lo que es lo mismo, el equivalente al 6 por ciento del producto nacional bruto mundial.

Sigmar Gabriel, Ministro alemán de Medio Ambiente, y anfitrión de esta conferencia, pidió que en la reunión de Bonn se alcanzase una clara hoja de ruta, similar a la que se había llegado en Bali el pasado mes de diciembre sobre el tema del cambio climático, para lograr un plan conjunto internacional de normas que regulen el acceso equitativo a los beneficios de la diversidad biológica.

La renovación de la diversidad biológica agrícola, incluidos los medios para hacer frente a los efectos adversos del cambio climático, es uno de los temas principales de debate en las dos semanas de conferencias. “œLa agricultura es considerada un excelente ejemplo de cómo las actividades humanas impacto profundamente el funcionamiento ecológico del planeta”, puntualizó Djoghlaf.

En esta cumbre sobre diversidad biológica también se abordará el tema del ritmo acelerado de la deforestación. Según Djoghlaf, “œcada minuto, 20 hectáreas de bosques están desapareciendo. Cada año más de 10 millones de hectáreas de bosques son destruidas. El 80% de la biodiversidad se encuentra en los bosques, especialmente los bosques tropicales”.

La reunión de Bonn se produce dos años antes de la fecha límite para alcanzar el Objetivo de Biodiversidad 2010, adoptado en 2002 por 110 Jefes de Estado y de Gobierno, de reducir significativamente la tasa de pérdida de biodiversidad a nivel mundial y nacional para el año 2010.

Más información sobre el Día Mundial de la Biodiversidad en: http://www.cbd.int/ibd/2008/

Seguici in Facebook