EL TERCER INFORME MUNDIAL SOBRE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA ADVIERTE SOBRE UN POSIBLE COLAPSO DE LOS RECURSOS NATURALES

Naciones Unidas, 17/5/2010, (Ecoestrategia).- “œLos sistemas naturales que apoyan la economía, las vidas y los medios de subsistencia en todo el planeta están en peligro de degradación rápida y colapso, al menos que haya una acción rápida, radical y creativa para conservar y utilizar sosteniblemente la variedad de vida en la Tierra.

Esta es la conclusión principal de una nueva e importante evaluación del estado actual de la diversidad biológica y las repercusiones de su continua pérdida para el bienestar humano.

La tercera edición de la Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica 3 (Global Biodiversity Outlook) (GBO-3), elaborada por el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) confirma que el mundo no ha cumplido con su objetivo de lograr una reducción significativa del ritmo de pérdida de diversidad biológica antes de 2010.

El informe se basa en evaluaciones científicas, en los informes nacionales presentados por los gobiernos y un estudio sobre escenarios de futuro para la diversidad biológica. Dependiendo de un amplio proceso de revisión científica independiente, la publicación del GBO-3 es uno de los hitos principales del Año Internacional de la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (International Year of Biodiversity).

La Perspectiva es un aporte importante para los debates entre los líderes mundiales y los jefes de estado en un segmento especial de alto nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas el próximo 22 de septiembre. Sus conclusiones también serán fundamentales para las negociaciones de los gobiernos del mundo en la Cumbre de la Diversidad Biológica de Nagoya, en octubre de este año.

El GOB-3 advierte que una pérdida masiva de diversidad biológica se está convirtiendo cada vez en más probable, y con ello, una severa reducción de muchos servicios esenciales para las sociedades humanas mientras que varios “puntos críticos” se están aproximando, en los cuales, los ecosistemas de transición se desplazan hacia estados alternativos, menos productivos de los cuales puede ser difícil o imposible el recuperarse.

Corregir el fracaso colectivo

Por su parte, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, advirtió que “œsi no se corrige rápidamente este fracaso colectivo, sus consecuencias serán graves para todos. El funcionamiento de los ecosistemas de los que dependemos para obtener alimentos y agua dulce, para disfrutar de buena salud y de espacios de esparcimiento y para estar protegidos frente a catástrofes naturales está basado en la diversidad biológica”.

“œSu pérdida también nos afecta cultural y espiritualmente. Puede que eso sea más difícil de cuantificar, pero en cualquier caso es esencial para nuestro bienestar”, señaló el Secretario general de la ONU refiriéndose a las amenazas que se ciernen sobre los recursos naturales.

Ban Ki-mooon, alertó sobre el hecho de que las tendencias actuales nos están acercando más a una serie de puntos de inflexión que reducirían catastróficamente la capacidad de los ecosistemas para proporcionar servicios esenciales”.

“œLos pobres, que tienden a ser los que más dependen de esos servicios, serían los primeros en verse afectados y con la mayor severidad. Están en juego los principales Objetivos de Desarrollo del Milenio: la seguridad alimentaria, la erradicación de la pobreza y una población más sana”, concluyó el máximo representante de Naciones Unidas.

En la misma línea, el director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, urgió a alcanzar un nuevo pacto más inteligente entre la humanidad y los sistemas que sostienen la vida en la Tierra en este Año Internacional de la Biodiversidad.

Steiner reveló que las pérdidas anuales resultantes tan solo de la deforestación y la degradación de los bosques pueden ascender a más de 4,5 billones de dólares, y subrayó la necesidad de salvar la brecha entre la ciencia y los encargados de la formulación de políticas, estableciendo un grupo intergubernamental sobre la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas.

Principales puntos críticos

Entre los principales y más urgentes problemas, el informe Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica 3 ha identificado el deterioro de grandes extensiones de la selva amazónica, debido a las interacciones del cambio climático, la deforestación y los incendios, con consecuencias para el clima global, las precipitaciones regionales y extinciones de especies que se han reproducido ampliamente.

También se han señalado como prioritaria la atención al desplazamiento de muchos lagos de agua dulce y otros órganos de las aguas interiores a los estados eutróficos o a los estados dominados por algas, a causa de la acumulación de nutrientes y que conducen a la perdida generalizada de peces y a la pérdida de servicios recreativos.

Asimismo se requieren prontas soluciones a los múltiples colapsos de los ecosistemas de arrecifes de coral, debido a la combinación de la acidificación del océano, a el agua más caliente que lleva a la decoloración, a la sobre pesca, a la contaminación de nutrientes, y a la amenaza del sustento de cientos de millones quienes dependen directamente de los recursos de los arrecifes de coral.

La Perspectiva sostiene, sin embargo, que esos resultados son evitables si la acción eficaz y coordinada se toma para reducir las múltiples presiones que se imponen a la diversidad biológica. Por ejemplo, se necesitan medidas urgentes para reducir la contaminación de origen terrestre, las prácticas destructivas de pesca que debilitan los arrecifes de coral, y las hacen más vulnerables a los impactos del cambio climático y la acidificación de los océanos.

El GBO-3 llega a la conclusión de que ya no podemos ver la pérdida constante de diversidad biológica como una cuestión independiente a las preocupaciones fundamentales de la sociedad. Logrando objetivos como la lucha contra la pobreza, el mejoramiento de la salud, la riqueza, la seguridad de las generaciones presentes y futuras se verá muy bien reforzada si, finalmente, le damos a la diversidad biológica la prioridad que merece.

El documento señala que los problemas derivados de la pérdida de biodiversidad y el cambio climático deben ser abordados por los políticos con la misma prioridad y en estrecha coordinación, si los impactos más graves de cada uno se quieren evitar. Conservar la biodiversidad y los ecosistemas que sustenta pueden ayudar a almacenar más carbono, reduciendo aún más la acumulación de gases de efecto invernadero, y la gente estará en mejores condiciones para adaptarse al inevitable cambio climático si los ecosistemas se hacen más resistentes con el alivio de las presiones de otros.

El estudio esboza la posibilidad de una nueva estrategia para reducir la pérdida de la diversidad biológica, aprendiendo de las lecciones del fracaso para lograr la meta de 2010. Se incluye el abordar las causas subyacentes o indirectas de la pérdida de la diversidad biológica, como los patrones de consumo, el impacto del aumento del comercio y el cambio demográfico. El poner fin a los subsidios perjudiciales sería también un paso importante.

El informe completo puede leerse en:
http://www.cbd.int/gbo/gbo3/doc/GBO3-final-es.pdf

Seguici in Facebook