Cumbre de Bonn: los gobiernos se comprometen a reducir la pérdida de biodiversidad desde el 2010

images.jpeg   images-1.jpeg
Naciones Unidas, 28/5/2008, (Ecoestrategia).- Por primera vez en la historia de la cooperación multilateral para el medio ambiente, los líderes del mundo reiteraron su compromiso de reducir sustancialmente la pérdida de diversidad biológica dentro de dos años, es decir, de aquí al 2010.

Representantes de 191 países y más de 100 ministros se dieron cita en la Cumbre Mundial de la Diversidad Biológica que concluye este viernes en la ciudad alemana de Bonn, la cual fue inaugurada por la canciller de la República Federal de Alemania, Ángela Merkel, y contó además con la presencia del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barrosso, así como también del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Merkel prometió, en nombre de Alemania, que proporcionaría 500 millones de euros hasta 2013 para proteger los bosques, y otros 500 millones de euros un año después de eso. Dado que la pérdida de las masas boscosas contribuye al 20 por ciento de las emisiones de gases de invernadero, la canciller alemana se mostró convencida de que se trata de “œuna muy buena inversión”.

Esta iniciativa complementa la decisión de Noruega de proporcionar 600 millones de euros al año durante los tres años siguientes. El Gobierno alemán también ha puesto en marcha la iniciativa Life Web para proporcionar asistencia financiera y técnica a los países en desarrollo que estén en condiciones de establecer nuevas áreas protegidas, marinas y terrestres. Alemania aportará 40 millones de euros para esta iniciativa, que será atendida por la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Otras iniciativas para proteger la vida

Día Mundial de la BiodiversidadJosé Manuel Barroso, Presidente de la Comisión Europea, aplaudió las contribuciones financieras de Alemania y afirmó que reflejan la estrategia de la Unión Europea para la aplicación del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Pero no fue el único anuncio importante en pro de la conservación de la biodiversidad, ya que Indonesia informó que va a declarar 20 millones de hectáreas de su territorio como áreas marinas protegidas, con lo cual se convertirá en la mayor área marina protegida en el mundo. Esto complementará la iniciativa de Micronesia, presidida por el Presidente de Palau y encaminada a lograr para el año 2010 el objetivo de una red mundial representativa de los ecosistemas marinos y áreas protegidas terrestres.

De otro lado, el secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, planteó una importante reflexión en la reunión, afirmando que, “œla pérdida de biodiversidad es una crisis ambiental con una profunda crisis económica y humana”.

“œEn los activos de la naturaleza se basa la propia vida y el sustento de millones de habitantes del planeta”, señaló Ban Ki-Moon, recordando que los daños causados a los manglares en Myanmar, exacerbaron los efectos negativos del reciente ciclón.

Por su parte, el director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, no dudó en afirmar que: “La biodiversidad es nuestra base económica. Tenemos una brújula económica mal organizada, de manera que nuestras economías destruyen sus bases medioambientales”.

Un problema acuciante

Día Mundial de la BiodiversidadEl PNUMA reconoce que a pesar de la fundamental importancia de la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas para el funcionamiento de la Tierra y de la sociedad humana, las actividades del hombre están conduciendo a la pérdida de biodiversidad a un ritmo sin precedentes, hasta 1.000 veces de la tasa natural de pérdida de especies.

El mayor impulsor de la pérdida de la biodiversidad terrestre en los últimos 50 años ha sido la conversión de hábitat, en gran parte debido a la conversión de los paisajes naturales y semi-naturales a la agricultura.

La carga de nutrientes, especialmente de nitrógeno y fósforo, que en gran parte se derivan de fertilizantes y los efluentes agrícolas, es uno de los mayores impulsores del cambio en los ecosistemas terrestres, de agua dulce y los ecosistemas costeros.

En los últimos 50 años, los patrones de la expansión agrícola sobre todo en zonas tropicales y subtropicales, bosques, praderas y sabanas, han reducido sustancialmente los niveles de diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas en áreas importantes socavando el sostenimiento a largo plazo de la producción agrícola en sí.

La Evaluación de Ecosistemas del Milenio ha informado que gran parte de las tierras que se han convertido se encontraban en zonas de alta biodiversidad. Por otra parte, se prevé que el cambio climático se convertirá en uno de los principales impulsores de la pérdida de la biodiversidad.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) fue firmado en el marco de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro en 1992, con el fin de trabajar en pro de la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica y la distribución equitativa de sus beneficios.

Con 190 países miembros, el convenio trata de abordar todas las amenazas a la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas, así como las amenazas del cambio climático, a través de evaluaciones científicas, la elaboración de instrumentos, incentivos y procesos, la transferencia de tecnologías y buenas prácticas y la plena y activa participación de los interesados, incluidos los indígenas y las comunidades locales, los jóvenes, las organizaciones no gubernamentales, las mujeres y la comunidad empresarial.

Toda la información sobre esta reunión en:
http://www.cbd.int/cop9/

Seguici in Facebook