Razas Ganaderas en Extinción (debido a la globalización de la industria ganadera)

images1.miniatura.jpg

Naciones Unidas, 7/1/2007, (Ecoestrategia).-

Cuando se habla de los animales al borde de la extinción es común referirse a especimenes que viven en el medio natural, sin embargo la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) dio a conocer que cerca del 20 por ciento de las razas de animales de granja se encuentra en peligro de extinción.

Según el informe Estado de los recursos zoogenéticos del mundo, presentado en su versión inicial por la FAO en el pasado mes de diciembre, unas 60 razas de vacas, cabras, cerdos, caballos y aves de corral se han perdido en los últimos cinco años. Es decir, que una raza desaparece al mes.

De entre más de las 7.600 razas registradas en la base de datos de la FAO sobre recursos genéticos de animales domésticos, 190 se han extinguido en los últimos 15 años y otras 1.500 se consideran al borde de la extinción.

El ganado Renitelo de Madagascar, la oveja de Chiapas en México, el ganado de H’Mong de Vietnam, la oveja Rauhwolliges Pommersches Landschaf de Alemania, o el ganado Yakut de Rusia, son algunas de las especies de animales domésticos que se encuentran amenazadas.

Este informe es la primera evaluación a nivel global que se hace sobre este patrimonio genético y la capacidad de los países de gestionarlo de forma sostenible. Con datos procedentes de 169 países, ofrece un panorama completo de la situación actual y destaca la importancia del sector ganadero dentro de la agricultura.

El informe final se hará público en el marco de la primera Conferencia técnica internacional sobre Recursos Genéticos Animales, que tendrá lugar en Interlaken (Suiza) en septiembre de 2007.

El mercado global amenaza la diversidad genética

Actualmente la ganadería contribuye a la subsistencia de 1.000 millones de personas en el mundo, y cerca del 70 por ciento de los pobres rurales dependen en gran medida de ella. La actividad pecuaria supone cerca del 30 por ciento del producto interior bruto agrícola en los países en desarrollo, y se espera que este porcentaje se aproxime al 40 por ciento en 2030.

Los animales domésticos de cría son fundamentales para la alimentación y la agricultura; a ellos se debe entre el 30 y el 40 por ciento del valor económico global del sector agrícola. Unos 2 mil millones de personas dependen, al menos parcialmente, de animales de cría para su subsistencia. La producción de carne, leche y huevos deberá más que duplicarse durante los próximos 20 años para hacer frente a las necesidades alimentarias de la población mundial en aumento.

La producción animal es también de vital importancia por cuanto se refiere a los alimentos, al estiércol empleado como fertilizante y combustible, a la fuerza de tiro, o al empleo de fibras, cuero y piel para vestirse. Sin embargo, la agricultura moderna ha optimizado sus características productivas y desarrollado razas altamente especializadas, con lo cual se ha multiplicado la producción pero a la vez se necesita un gran aporte de insumos.

Sin embargo, tan sólo 14 de una treintena de especies de mamíferos y aves domésticas proporcionan el 90 por ciento de los alimentos de origen animal que consumen los humanos. “œCinco especies: vaca, oveja, cabra, cerdo y gallina, proporcionan la mayor parte de alimentos”, explicó Irene Hoffmann, Jefa del Servicio de Producción Animal de la FAO.

“œLa selección de las variedades más productivas tiende a menospreciar las características genéticas de funcionalidad y de adaptación. Este proceso lleva a un deterioro de la base genética que afecta tanto a las razas de mayor demanda comercial como al resto, y hay especies que son descartadas en respuesta a las demandas del mercado”, aclaró Hoffmann.

Puntos críticos de la biodiversidad animal doméstica

El Banco de Datos mundial de la FAO para los Recursos Genéticos de los Animales Domésticos contiene información sobre 6.379 razas de 30 especies de mamíferos y aves. Hay disponibles datos de la densidad de población de 4.183 razas de las cuales 740 ya se han extinguido y 1.335, o el 32 por ciento, están clasificadas como a alto riesgo de desaparición o amenazadas de extinción.

En el caso de África Subsahariana se registra un total de 738 razas. Alrededor del 15 por ciento de las razas existentes clasificadas están en peligro. Las tendencias para la región africana son alarmantes: El número de razas de mamíferos en peligro de extinción ha aumentado del 8 al 19 por ciento desde 1995. La situación de las razas de aves es aún más seria ya que el promedio total de razas en peligro de extinción ha pasado del 20 % en 1995 al 34% en 1999.

En lo que respecta a Asia y la zona del Pacífico se encuentran más de un quinto de los recursos genéticos animales del mundo, y hay clasificadas más de 1.251 razas animales domésticos. La mayor parte de los búfalos y yaks del mundo, casi la mitad de los patos de Berberia, faisanes y perdices, un tercio de las razas de cerdos y un cuarto de las razas de cabras se encuentran en esta zona. De las 1.251 razas clasificadas, alrededor del 10% está en peligro. Las cifras también son menos alarmantes que la realidad, dice la FAO. Entre 1995 y 1999, el porcentaje de razas de mamíferos animales en peligro de extinción ha aumentado del 11 al 14%, mientras las de las razas de aves en peligro de extinción han pasado del 32 al 37%.

Igualmente, en Europa, un vasto número de especies está en peligro debido a que se las considera poco competitivas desde el punto de vista económico. Las industrias avícola y porcina se apoyan solo en un puñado de razas especializadas. Particularmente crítica es la situación en Europa del Este que cuenta con poquísimos programas de conservación en acto. De las 2.576 razas clasificadas en Europa, casi la mitad se consideran en peligro de extinción. Entre 1995 y 1999 el número de razas de mamíferos en peligro ha aumentado del 33 al 49%; el número de especies de pájaros en peligro de extinción ha pasado del 65 al 76%.

Por su parte, en América Latina, alrededor del 20% de las razas existentes clasificadas se consideran en peligro. El porcentaje total de razas de aves en peligro de extinción ha pasado dramáticamente del 5 por ciento en 1995 al 45% en 1999. Mientras que en Oriente Próximo, buena parte de la diversidad animal doméstica se encuentra bajo amenaza de extinción debido a la intensificación y a la mecanización. El 8 por ciento de las razas existentes se consideran en peligro (44 de 571), pero las pérdidas reales son sin lugar a dudas mucho más altas.

Finalmente, en Norteamérica muchas razas consideradas muy valiosas antaño, se ven ahora confinadas al cubo de la basura genético, aseguró la FAO. Al igual que en otras regiones, el camino imparable hacia la intensificación y la especialización se ha traducido en el aumento de la dependencia de un número limitado de razas para hacer frente a la demanda de alimentos. De las 259 especies clasificadas, el 35% está amenazada de extinción.

“œMantener la diversidad genética de los animales permitirá a las futuras generaciones seleccionar las razas o desarrollar nuevas para hacer frente a situaciones de emergencia, como el cambio climático, las enfermedades o los cambios en los factores socioeconómicos”, aseguró José Esquinas-Alcázar, Secretario de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO.

“œLa conferencia de Interlaken será una oportunidad histórica para formular una estrategia común para hacer frente a la actual erosión de los recursos zoogenéticos y poder garantizar la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible”, aseguró Esquinas-Alcázar.

La versión inglesa de la Lista Mundial de Vigilancia para la Diversidad de los Animales Domésticos se puede consultar en Internet en la dirección: http://dad.fao.org/es/home.htm

Seguici in Facebook