WWF CLASIFICA LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS ESPAÑOLAS SEGÚN SU TRABAJO EN LA LUCHA CONTRA EL VENENO

Madrid, 16/5/2011, (Ecoestrategia).- El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ha evaluado la efectividad de las medidas contra los cebos envenenados a través de un informe: “œLa lucha contra el veneno en España. Clasificación por comunidades autónomas”.

La organización WWF ha realizado un seguimiento del trabajo de las autonomías, clasificándolas según los resultados obtenidos en 8 criterios: grado de desarrollo de su plan regional, disponibilidad de recursos económicos y humanos, normativa propia, especialización de agentes, transparencia informativa, resoluciones ejemplarizantes, sensibilización de grupos de riesgo y esfuerzos de vigilancia y prevención.

Conservar las poblaciones españolas de buitre negro, alimoche, milano real, águila imperial ibérica o quebrantahuesos es sinónimo de su conservación en Europa y en el mundo. Su presencia en el resto del continente es ya testimonial, debido principalmente al uso continuado de venenos para eliminar carnívoros competidores del hombre por la caza o la ganadería. Los cebos envenenados en España constituyen la mayor amenaza para estas especies, tal y como WWF puso de manifiesto en su informe de 2008 “œEl veneno en España” y como ha reconocido públicamente el Ministerio de Medio Ambiente.

Andalucía encabeza el ranking, por su notable trabajo de lucha contra el veneno en los últimos años. La comunidad es la única que recibe un aprobado y pasa sin apuros los ocho criterios evaluados, cinco de ellos con buena nota, manteniendo una amplia ventaja sobre sus perseguidoras.

En un segundo grupo, calificado como “œNecesita Mejorar”, se encuentran las otras dos comunidades más extensas del territorio nacional: Castilla-La Mancha y Castilla y León, además de Cataluña y Baleares. La puntuación del siguiente grupo de calificaciones, “œMuy Insatisfactorio”, la encabeza Aragón.

Cerrando la lista se encuentra el grupo que engloba las “œGraves carencias”, donde se agrupa a aquellas comunidades que han desarrollado pocas o muy pocas acciones en la lucha contra el veneno, más allá de recopilar información sobre los casos que se producen o realizar las pertinentes necropsias y analíticas. A Extremadura y Navarra les falta mucho por avanzar.

El último lugar del ranking es para la Comunidad Valenciana que no está desarrollando actuaciones reseñables en ningún aspecto, obviando absolutamente la importancia del veneno. Además, ni siquiera ha enviado la información solicitada reiteradamente por WWF.

Seguici in Facebook