Carta al Presidente Rodríguez Zapatero: Preocupación de la sociedad civil con respecto a su política en materia de OMG (cultivos transgénicos)

15 Gennaio 2007 · Saggi / Ensayos OMG

images-19.jpg

Sr. D. José Luís Rodríguez Zapatero, Presidente Gobierno Español
Complejo de la Moncloa, 28071 Madrid
Madrid, 12 de diciembre de 2005

Asunto: Preocupación de la sociedad civil con respecto a la Política de su gobierno en materia de organismos modificados genéticamente (cultivos transgénicos).
Sr. Presidente,
España ha sido el primer país de la Unión Europea en cultivar a gran escala Organismos Modificados Genéticamente (OMG, comúnmente llamados transgénicos).

Desde 1998, se vienen sembrando cada año en nuestro país miles de hectáreas de maíz modificado genéticamente cuyo cultivo se realiza en unas condiciones técnicas, administrativas y legales insatisfactorias; ello redunda en una enorme incertidumbre y unos riesgos inasumibles para el medio ambiente, la salud humana y animal y la agricultura no transgénica.

De seguir el cultivo de maíz transgénico en las condiciones actuales, pronto toda la cadena de producción de alimentos, desde las semillas hasta los productos finales, será contaminada por material transgénico, sin posibilidad de marcha atrás y truncando drásticamente el derecho de libre elección de agricultores y consumidores.
Dadas las grandes incertidumbres sobre la seguridad de los alimentos transgénicos tanto para la salud humana como animal (cada vez existen más datos científicos que ponen seriamente en duda su inocuidad) y teniendo en cuenta los impactos cada vez más evidentes sobre el medio ambiente, consideramos que el gobierno que Usted preside debería adoptar una posición más precavida que proteja a la agricultura y a los consumidores de los probables efectos negativos de los OMG.
Esta petición concuerda con algunos de los compromisos que su partido ha contraído con los ciudadanos en materia de OMG. Conceptos como la transparencia, el respeto del derecho a elegir y el consenso son algunos de los que aparecen en textos como el Programa Electoral de marzo de 2004 , su Discurso de Investidura en abril de 2004 o el Acuerdo de Gobernabilidad con Los Verdes.
Si bien es cierto que con la llegada del Partido Socialista al gobierno en marzo de 2004, se estableció un cierto diálogo a este respecto entre la administración y las organizaciones sociales y se pudieron apreciar unos cambios positivos en la posición de España en los foros de la UE, no se está produciendo el cambio de rumbo necesario, especialmente en lo que se refiere a política nacional.
Por ello, queremos a través de este escrito hacerle partícipe de nuestras principales preocupaciones, las cuales vienen convenientemente argumentadas y desarrolladas en los anexos a esta carta así como los informes y documentos que la acompañan.

1. Un marco normativo insuficiente y que no se cumple
La normativa sobre OMG regula básicamente la evaluación de riesgos, la autorización de la comercialización de OMG y su incorporación a los alimentos o introducción en el entorno, así como el seguimiento de sus posibles efectos sobre la salud y el medio ambiente una vez liberados y la trazabilidad y etiquetado desde el campo hasta el producto final.

Este marco normativo es insuficiente en varios aspectos, sobresaliendo la absoluta ausencia de regulación de la responsabilidad en caso de problemas ocasionados por OMG y la falta de medidas para impedir las contaminaciones.

Además de ser insuficiente, el marco normativo existente en la actualidad no se cumple. Por citar algunos ejemplos graves de este incumplimiento en nuestro país, se ha permitido la siembra y se cosecharán este año variedades de maíz Bt 176, un maíz que, según la legislación europea, debería haber desaparecido del mercado a más tardar el 31 de diciembre de 2004; se incumple año tras año la obligación de llevar un registro de los campos donde se cultivan OMG, registro que debe estar disponible al público; las informaciones relativas al seguimiento de los OMG una vez liberados al medio ambiente que deben realizar las empresas vendedoras de estas semillas no se ajustan a la legislación europea; no se han puesto en marcha mecanismos oportunos de trazabilidad, a pesar de que son obligatorios desde abril de 2004: consecuentemente, no se realiza en España una correcta segregación entre cosechas y productos transgénicos y convencionales (incluidos los millones de toneladas importadas) para facilitar el etiquetado y la retirada del mercado en caso de necesidad.
Esta situación está desembocando en graves problemas, y en particular hace que la contaminación por OMG de la cadena productiva avance.

2. No existen medidas para evitar la contaminación de cultivos y productos no transgénicos

La Unión Europea y España han dado su visto bueno al cultivo de OMG sin que se hayan implementado y estén siendo aplicadas medidas para evitar en la medida de lo posible sus efectos negativos sobre el medio ambiente y la agricultura, entre ellos la contaminación de productos agrícolas no transgénicos.
De hecho, hace ya 4 años que se están dando casos de contaminación en España, por polinización cruzada, por inclusión de semillas transgénicas en lotes de semillas convencionales, por mezcla de cosechas, por falta de limpieza de máquinas e instalaciones, etc.
Todos los casos tienen en común que pagan las consecuencias los contaminados en lugar de los contaminadores. (Ver más información sobre casos de contaminación en Anexo I).

Su gobierno ha presentado en dos ocasiones Borradores de Reales Decretos que pretenden regular este aspecto (la llamada “œcoexistencia”). Sin embargo una amplia coalición de organizaciones sociales rechazaron estos Borradores por considerar que no permitirían alcanzar el objetivo de evitar la contaminación por OMG sino todo lo contrario.

Dichas organizaciones sociales presentaron el pasado mes de abril un documento de mínimos con las consideraciones básicas para unas normas de “œcoexistencia”, que deberían buscar la no contaminación de la producción agraria no transgénica, la protección absoluta de las semillas, medidas rigurosas de prevención de la contaminación, una información pública adecuada en particular sobre el emplazamiento de los campos de cultivos modificados genéticamente, la responsabilidad de quien contamina y la posibilidad para zonas determinadas de declararse libre de transgénicos. (Documento disponible en Anexo II).

3. En consecuencia, se debe prohibir el cultivo de variedades modificadas genéticamente

Se han venido cultivando en España variedades de dos tipos de maíz modificado genéticamente, las variedades Bt176 y las MON810, de las cuales ya sólo permanecen autorizadas las MON810.
Estos maíces suponen importantes riesgos para la salud humana y para el medio ambiente y son objeto de una fuerte polémica a nivel internacional.

Por otra parte, es evidente que, por lo descrito anteriormente, las condiciones técnicas y legales en las cuales se siembran no son en absoluto adecuadas.
De cara a la próxima siembra, es imprescindible que el gobierno tome las medidas oportunas para prohibir el cultivo de OMG, en particular que retire del Registro de Variedades Comerciales todas las variedades de maíz MON810.
Además de los argumentos anteriormente expuestos, este tipo de maíz no ha pasado por un análisis de riesgo satisfactorio ni concluyente ni se le exige un seguimiento adecuado y el año que viene, su cosecha podría resultar ilegal según la normativa europea.

4. Variedades ilegales en nuestros campos… y en nuestros platos

Desde 1998 y hasta este mismo año los sucesivos gobiernos han tolerado que se cultiven en España variedades de maíz Bt 176, a pesar de una serie de evidencias científicas sobre los riesgos de este maíz para el medio ambiente y la salud.

Si bien la comercialización de dicho maíz es ilegal en la UE desde el 31 de diciembre de 2004, este año el gobierno ha seguido permitiendo la venta de semillas Bt176, en contra de todas las recomendaciones científicas y legales de diversos organismos.

En efecto, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación revocó las autorizaciones de las 5 variedades Bt176 todavía inscritas en el Registro de Variedades Comerciales demasiado tarde (en julio pasado) para impedir su cultivo en 2005.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación debería explicar al conjunto de la sociedad civil cómo va a proceder para eliminar la cosecha de este maíz ilegal y para evitar su comercialización e ingreso en la cadena alimentaria.

5- España debe aplicar el principio de precaución como criterio para su voto en el seno de la Unión Europea

España juega un papel importante en las votaciones de la UE referentes a OMG, que en estos meses se centran principalmente en la aprobación de nuevos productos modificados genéticamente para su entrada en el mercado europeo y el levantamiento de las prohibiciones que algunos Estados Miembros mantienen sobre determinados OMG.

De manera general, los procedimientos de aprobación de nuevos eventos que se están llevando a cabo no aportan suficiente garantía en materia de seguridad, no toman en cuenta la opinión de los Estados Miembros ni respetan la opinión pública.

Hasta que no se revisen los mecanismos de aprobación de los OMG, en particular en cuanto a la valoración de los análisis de riesgo y que la Unión Europea se dote de legislaciones que cubran las lagunas normativas existentes, España debe oponerse a cualquier nueva autorización.

En cuanto a las prohibiciones de comercialización de determinados OMG por parte de ciertos Estados Miembros, la Comisión Europea está intentando forzar su levantamiento. España ya votó en contra de dicho levantamiento en una ocasión, en junio de 2005, esgrimiendo el principio de precaución y el derecho de los países a decidir.

Por todo lo expuesto, en los próximos meses, el voto de España debe seguir apoyando la prohibición de cualquier OMG en cualquier país de la UE.

Quedando a la espera de una respuesta, le saludan atentamente:

Organizaciones firmantes:

Amigos de la Tierra Liliane Spendeler Secretaria General

COAG Miguel López Sierra Secretario General

Ecologistas en Acción Theo Oberhuver Coordinador General

Greenpeace Juan López de Uralde Director Ejecutivo

UPA Montserrat Cortiñas Vicesecretaria General
Otras organizaciones que se adhieren al documento:
Organizaciones Agrarias
-Asociación de Criadores de Oveya Xalda Asturiana (ACOXA)
-Assemblea Pagesa de Catalunya
Organizaciones ecologistas
-Asociación Grupo de Trabajo Valle del Genal
-Asociación Silvema Serranía de Ronda
-Colla Ecologista d’Almassora
-WWF/Adena

Sector de la Agricultura Ecológica
-ALGAMAR, C.B.
-ALIECO, S.L.
-Amics de l’Escola Agrària de Manresa
-Asociación Alavesa de Agricultura Ecológica
-Asociación Canaria de Agroecología (ACAE)
-Asociación de Agricultura Biodinámica de España
-Asociación de Consumidores y Productores de Productos Ecológicos y Artesanales LA SEMILLA
-Asociación de Productores y Consumidores Ecológicos de la Isla de La Palma ECOPALMA
-Asociación para el Desarrollo de la Ganadería Ecológica de España (ADGE) -Asociación para la Agroecología Mediterráneo AL MUNIA
-BIOCOP Productos Biológicos, S.A.
-BRUNEC, S.C.C.L.
-Cal Valls, S.A.T.
-Col·lectiu d’Horta Ecologica Primavera Silenciosa (CHEPS)
-Comité Aragonés de Agricultura Ecológica (CAAE)
-Coordinadora Asturiana de Agricultura Ecológica (CADAE)
-Federación Andaluza de Organizaciones de Consumidores y Productores de Productos Ecológicos y Artesanales
-INTERECO
– Asociación de Comités de Agricultura Ecológica
-Riet Vell, S.A.
-Seminari d’Estudis i Recerca sobre Agroecologia de la Universitat de Lleida
-Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE)

Seguici in Facebook