La presión sobre los suelos agrarios es una de las mayores amenaza para nuestro mundo

Fecha: miér. 18 febr, 2004
Noticia Agrodigital

Si hoy en día con algo más de 6.000 millones de habitantes, aproximadamente la mitad sufren problemas de desnutrición, el panorama de aquí a cincuenta años con una población de 12 millones de habitantes y con muchos menos recursos de agua y
de suelo fértil per capita es de una miseria inimaginable, según la intervención del ecólogo David Pimentel de la Universidad de Cornell (Nueva York) en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), conocida por ser la editora de la revista Science, que ha tenido lugar del 12 al 16 de febero en Seattle..

– El rendimiento de los cereales, que supone el principal alimento para la humanidad, se ha incrementado muy poco desde 1985, y mucho menos que las necesidades para atender a la creciente población.

– Se ha incrementado la malnutrición y la susceptibilidad a enfermedades como malaria, diarrea y SIDA.

– La predicción de 12 millones en 2054 se basa en la actual tasa de crecimiento de 2,9 niños por pareja, incluso si esa tasa se redujera a 2 hijos por pareja (crecimiento cero) la inercia demográfica llevaría a alcanzar los doce millones de habitantes en 2070.

– El 99,8 de los alimentos procede de la tierra. Doblar la población significa en principio doblar las necesidades de tierra, agua y recursos.

– Uno de los recursos más limitados es la tierra. Cada año 10 millones de Ha son degradadas y perdidas por la erosión, lo cual sucede a la vez que las necesidades de producir alimentos aumentan. La superficie agrícola per capita se ha reducido un 20% en la última década.

La única forma de equilibrar a la población humana y suministro de alimentos es conservar las tierras agrícolas, las aguas continentales y los demás recursos naturales y en desarrollar nuevas tecnologías que incrementen la producción de alimentos, según el profesor Pimentel.

La pérdida de suelos de buena calidad debido a la práctica de la agricultura en un grave problema en todo el mundo que recibe muy poca atención en comparación con otros asuntos medioambientales, La sobreexplotación del suelo fértil ha sido a través de la historia causa de destrucción de civilizaciones enteras, como es el caso de Mesopotamia o de las culturas precolombinas de Centroamérica.

Hoy en día la erosión causada por la agricultura causa daños irreparables en prácticamente todos los países del mundo. Los problemas del suelo raramente aparecen en las noticias porque no son espectaculares, pero son causa del declive de los rendimientos agrícolas y de serios problemas medioambientales.

Seguici in Facebook