La agricultura ecológica ‘puede ayudar a conseguir una mayor rentabilidad de las explotaciones’ (¿Algo cambia en ASAJA?)

images-15.jpg images-16.jpg

06/02/09

El presidente de Asaja-Almería, Francisco Vargas, explicó que, a día de hoy, la producción biológica está ganado terreno y, según los últimos datos de la Administración andaluza, la provincia cuenta con 34.200 hectáreas de cultivo ecológicas.

La agricultura ecológica, según afirmó el presidente de Asaja-Almería, Francisco Vargas, “puede ayudar a conseguir una mayor rentabilidad de las explotaciones” y, por ello, en las jornadas que esta organización celebró en la tarde del pasado miércoles y que contaron con la participación de José Román, director general de Producción Ecológica de la Junta de Andalucía, la intención era “presentar la agricultura ecológica como una alternativa a la convencional”.

Vargas explicó que, a día de hoy, la producción biológica está ganado terreno y, de hecho, según los últimos datos de la Administración andaluza, la provincia cuenta con 34.200 hectáreas de cultivo ecológicas, casi la mitad de ellas en parque natural. Asimismo, la demanda de este tipo de productos, que han sido cultivados con un respeto total al medio ambiente, va en aumento y, por tanto, se perfila como una nueva opción para sacar el mayor rendimiento a las producciones.

Sin embargo, Vargas quiso dejar claro que esta mayor rentabilidad que podría traer aparejada lo ecológico “no significa vender más caro”, pero sí supone dar respuesta a la demanda de determinados mercados, como el alemán, “que ya mismo no comprará nada que no sea ecológico”. Por su parte, José Román explicó que la producción totalmente libre de residuos “se aventura como el modelo productivo del futuro”, aunque, a la hora de ponerlo en práctica, hay que ser cautos y “no cometer los mismos errores que se han cometido con la agricultura convencional”.

En este sentido, durante la jornada se hizo un especial hincapié en que “el productor no se desvincule del producto”, indicó Román, para, de este modo, evitar que, una vez más, agricultores y consumidores vuelvan a ser los eslabones más débiles de la cadena. En definitiva, la idea sería que los propios agricultores fuesen, a su vez, los distribuidores de sus producciones, evitando, así, la aparición de cientos de intermediarios.

Por otro lado, y con respecto a los mercados de destino de estas producciones ecológicas, tanto desde Asaja como el responsable de la Administración coincidieron en afirmar que “el objetivo no debe ser la exportación, sino que la producción tenga un consumo en el mercado interior”. En estos momentos, la mayor parte de la producción ecológica de la provincia, y que se concentra en la zona de Níjar, se destina a los mercados exteriores, entre ellos Alemania.

En estos casos, según explicó Román, acaba dándose un gran problema y es que “mucho del ecológico que va fuera se mete en el mismo canal que el convencional y se pierde el valor añadido”, cuando es precisamente eso lo que hay que potenciar. Junto a esto, Francisco Vargas comentó que “hay que pensar también en el mercado nacional”, ya que, si bien es cierto que aún no demanda mucho estos alimentos, lo hará en un futuro.

Líderes

La provincia almeriense es líder en Andalucía en lo que al número de operadores ecológicos se refiere, 1.643, según los últimos datos de la Administración. Sin embargo, y paradójicamente, tal y como comentó José Román, “sólo el 3 por ciento de la industria de la transformación está en Almería”. Teniendo esto en cuenta, afirmó que “el cambio de modelo reportará beneficios a la provincia” e insistió en la idea de que, aunque es bastante la producción ecológica actual, “la demanda sigue siendo aún mayor”.

En cualquier caso, Román matizó que “no debemos pretender que todo el mundo apueste por lo ecológico”, pero añadió que “lo que sí debemos hacer es que la producción dé respuesta a la demanda creciente”. Por último, el director general de Producción Ecológica señaló que, a día de hoy, este modelo productivo “se está convirtiendo en un elemento para mantener la actividad en algunas zonas agrícolas y ganaderas”.

fuente: Isabel Fernández – www.ideal.es

Seguici in Facebook